22 de feb. de 2011

Gente (y Biosfera)

"Si te encuentras a la vez
con una culebra
y un sanabrés:
deja a la culebra
y pisa al sanabrés"
- o O o - 
"Lo mejor de Sanabria: la tierra"
Proverbios Sanabreses


La gente de Sanabria y Carballeda puede ser tan dura, tan arisca como sus piedras. Oscura como profundas sus arboledas. Interesada como sólo puede serlo quien sabe que un palmo de cortina (1) es el alimento de tus hijos un día más. Nuestra tierra es poco dada a regalar sus bienes. Los que llevan siglos tratando de vivir aquí lo saben bien. Y lo aceptan: no queda otra opción, salvo marchar. Pero eso, a veces, también duele. Dos vecinos pueden abrirse la cabeza un día porque unas ovejas han pastado en huerto ajeno y, al día siguiente, trabajar codo con codo en la maja (2) de un tercero. Durante siglos aquí fue imposible sobrevivir sin la ayuda del resto del pueblo. La gente forma parte de este paisaje; tanto como las montañas, los arroyos o los pájaros. Revisando este blog me he dado cuenta que faltan imágenes de gente: es culpa mía, claro - no puede ser de otra manera. Como fotógrafo soy muy pudoroso. Me cuesta el retrato. Es hora de solucionarlo: las fotos de hoy son ellos - vosotros - nosotros.


En estos tiempos pre electorales que corren, los periódicos presentan cada día noticias sobre millonarias inversiones destinadas a mejorar la vida de la - poca - gente que queda en los pueblos. A veces incluso ocurre que la misma inversión se publicita bajo diferentes nombres, para que parezca más y ocupe más espacio en la prensa - veánse los comunicados de las distintas administraciones implicadas en el hermoso proyecto del Centro Temático del Lobo en Robledo: sorprende, además, que la mayoría del dinero parece salir de los fondos destinados a la Ley de Desarrollo Rural y no de las partidas de Medio Ambiente.


Uno de los proyectos publicados en estos días es la solicitud de Declaración de Reserva de la Biosfera de los territorios de La Raya: Sanabria Carballeda, Aliste, Sayago, Tras-os-Montes... No es nuevo. Sé de buena fuente que se lleva muñiendo desde al menos principios de los '90. Hasta hay malpensados que afirman que se retrasó para evitar problemas a la autovía A-52 en su momento y al trazado del AVE ahora. Aquí la gente lo recibirá con cautela, cuando no con pánico; las experiencias anteriores nunca han conseguido convencer a la mayoría de la población. Así, de primeras, he de reconocer que, frente a otras figuras de protección, me gusta que ésta sea nominalmente consciente de la presencia humana en la zona y de la necesidad de su preservación y desarrollo. Lo llaman "Man and Biosphere" - así, en inglés. Que se note que semos ilustrados. Como el proyecto "Life" o el proyecto "Wolf"


Suscribo el editorial publicado por La Opinión de Zamora ayer domingo:

"Cuando los habitantes de un entorno natural no se sienten identificados con las actuaciones impuestas, aunque con intenciones loables [sic], por parte de las administraciones que gestionan esos espacios, surge el conflicto. Y no hay que ir muy lejos para ilustrar en esta misma tierra enfrentamientos de esa índole en el parque natural del Lago de Sanabria con los vecinos que reclaman derechos sobre las tierras que un día trabajaron [ y que muchas de ellas son de su propiedad. (N. del Ed.)] y que ahora sienten arrebatadas por no encontrar un rendimiento a la protección del entorno. El diálogo entre hombre y medio ambiente aún no ha encontrado el equilibrio necesario y urge, por tanto, un replanteamiento a tiempo."

Como dice la gente: que sea para bien.
Lo estamos esperando.


(1) Cortina: Tierra de regadío.
(2) Trabajo en el que se separa el grano de la paja.
.

16 de feb. de 2011

Efemérides y Alegorías

Vísperas: (13/02/2011) Las primeras florecillas se abren paso a duras penas entre el verde pardusco de los prados en invierno.


El Día D (14/02/2011): Un espolvoreo de nieve complica el futuro de nuestras heroínas.


El día después (15/02/2011):


Hay que escarbar para encontrar las promesas de anteayer.


Hoy... quizás ya sea mucho escarbar...



Pd: ¡No he desaparecido! Sólo que el trabajo se acumula y a veces cuesta seguir el ritmo - esta entrada, ejem, debería haber salido hace un par de días. Os pido disculpas a todos y vuelvo poco a poco al ritmo habitual.
.

2 de feb. de 2011

La venta de las sierras en Sanabria


Durante las últimas entradas nos hemos acercado a momentos significativos en la historia de esta tierra. Hoy lo hacemos de nuevo, pero, al ser una etapa mucho más reciente en el tiempo, todavía sus consecuencias están muy presentes en la vida de Sanabria. El tema ya ha sido mencionado en distintas ocasiones: entre finales del S.XIX y principios del S.XX se inicia un proceso mediante el cual los vecinos de los pueblos de la comarca compran de forma comunal las sierras por las que hasta el momento pagaban arriendos al aristócrata de turno. Sé que la entrada puede quedar un poco farragosa, pero dada la importancia de estos actos en la actualidad, he preferido ceñirme a las fuentes todo lo posible. Nos vamos de Notarías.


El primer documento es un poder para escriturar uno o varios contratos de compra venta:
"En la Villa y Corte de Madrid, a ocho de noviembre de mil novecientos diecinueve. Ante mí, Don Luis Gallinal y Pedrougal, Abogado y Notario de los Ilustres Colegios de esta Capital, con vecindad y residencia fija en la misma
Comparece
La Excma. Señora Doña Ignacia Bernaldo de Quirós y González de Cienfuegos, mayor de edad, viuda, propietaria y vecina de esta capital, con domicilio en la casa número veintidós de la calle de Fernando El Santo, provista de su cédula personal de clase especial, expedida en Madrid [...]
Asegura y tiene a mi juicio la excma. señora  compareciente la capacidad legal necesaria para otorgar la presente escritura de mandato.
Manifiesta
Que confiere poder amplio y y tan bastante como en derecho se requiere a Don Buenaventura Fernández, cura Párroco de Pedralba, Don José San Román Bobillo, abogado, Don José García Fernández, comerciante y Don Ricardo José Escudero Arias, abogado, y vecinos los tres últimos de Puebla de Sanabria, para que en representación de la Excma. Señora ponderante y los cuatro juntos o cada uno, indistintamente, otorgaren la correspondiente escritura a favor de los vecinos pueblos de:
Trefacio, Monterrubio, Carbajalinos, Rosinos de la Requejada, Santiago de la Requejada, Pedrazales, San Martín, Terroso, Sotillo, Requejo, Cobreros, Avedillo, Santa Colomba, Hermisende, Padornelo, Pedralba,  Aciberos, Hedroso, Castromil, Lubián, Villanueva, Hedradas, Chanos, Quintana, Barrio, Riego, San Miguel, Lobeznos, Ungilde, San Román, Limianos, Galende, Castellanos, Robleda, Paramio, Ferreros, Otero, Triufé, San Pil, Cervantes, San Juan, Rozas, Valdespino, Villarino, San Justo, Rábano, Barrio de Rábano, Coso, Tejera, Castrelos, Castro, Remesal, Palacios y Vime,




partido judicial de Puebla de Sanabria, de venta de las Sierras de Sospacio y Gamoneda, radicantes dentro del expresado partido judicial en la forma que más convenga a los compradores, en uno o varios documentos, bien determinando la porción que cada comprador o grupo de compradores haya adquirido en las expresadas sierras, o vendiendo en general a todos los compradores pro indiviso, cuya venta efectuarán por el precio que les consta a los apoderados, el cual declararán que lo tiene recibido la Señora mandante y haciendo constar que todos los gastos del contrato son de la exclusiva cuenta de dichos compradores. Presente a este acto la Excma. Señora Doña Ignacia Bernaldo de Quirós y González de Cienfuegos, con los testigos instrumentales Don Agapito C.. R.. y Don Segundo M.. G.. , que son vecinos de esta villa, sin tacha legal, según aseguran, y leída esta escritura en alta voz, por mí el Notario, por haber renunciado una y otros al derecho que les advierto tienen de leerla por sí mismos, presta la primera su asentimiento y firma con los segundos. 
Yo el Notario doy fe de conocer a la Excma. Señora compareciente y de todo lo contenido en este instrumento público [...]"


La fórmula finalmente elegida es la de una escritura por cada comprador o grupo de compradores. El segundo fragmento corresponde a una de esas escrituras:
"Teniendo por lo que aseguran, y a mi juicio, la capacidad legal necesaria para otorgar esta escritura de compra y venta del inmueble dicen:
1º Que a la Excma. Señora Doña Ignacia Bernaldo de Quirós y González de Cienfuegos pertenece la finca siguiente, radicada en término de Porto, en este partido, que se describe según asegura en el Registro de la Propiedad:
Sierra titulada de Sospacio, entre los términos municipales de Porto, Pías, Barjacoba...[etcétera, hasta Jares y Ponte] Su cabida aproximada es de veintinueve mil trescientas fanegas, equivalentes a 18.868 Has, 95 a, 20 ca.




[Continúa  determinando los lindes por Naciente, Mediodía, Poniente y Norte y enumera los Puertos y Majadas contenidos en el perímetro]


Cuya finca ha venido arrendando a los pueblos de Sanabria que se citan en el poder transcrito, los cuales llevan sus ganados a pastar a los mismos sitios todos los años, desde tiempo inmemorial, pastándola también otros trashumantes.
Título: La adquirió por adjudicación que se le hizo a la defunción de su esposo el Excmo. Señor Alejandro Pidal y Mon, cuya adjudicación no había inscrito, pero habrá de hacerse, a cuenta de los compradores, y para que luego se pueda efectuar la de la copia de esta escritura"


La finca original se segrega entonces en distintas porciones. En cada contrato se especifican también los linderos del territorio segregado y los puertos y majadas que contiene. La vendedora fija una serie de clausulas en las que se desvincula de posibles problemas con los linderos - "cuya determinación ni le compete ni acepta" - y asegura el respeto de los caminos, vías pecuarias y cursos de agua - "acomodándose siempre y en todo caso a la costumbre establecida".


Figuran como compradores un pequeño grupo de vecinos del pueblo o pueblos - no suele faltar el párroco, el maestro, alguno de los propietarios más destacados - que firman "en su  propio derecho" pero, y esto es muy importante, en el mismo documento hacen constar reserva de una parte igual para todos los vecinos del total de la finca; y enumeran uno por uno a todos los vecinos que en aquellas fechas residen en el pueblo (1). ¿Por qué se hace así? A mi juicio está muy claro y doña Ignacia hace especial hincapié en que así sea: la propiedad no se está transmitiendo a personas físicas, sino a un grupo social definido por el hecho de ser vecinos de un pueblo determinado. Ella no vende a los ayuntamientos, vende a los vecinos de cada pueblo; como en aquellos tiempos esta figura no tenía personalidad jurídica, no le queda más remedio que utilizar la fórmula descrita. Son, sin lugar a dudas, Montes Vecinales en Mano Común


En algunos medios se identifica a Ignacia Bernaldo de Quirós como Condesa de Benavente: en mi opinión no es correcto, pues el título llevaba vinculado a la Casa de Osuna desde finales del S.XVIII (2) y caben dos posibilidades: o bien lo ostentaba Mariano Téllez-Girón, XV Duque de Osuna, o bien estaba vacante hasta que tomó posesión de él Ángela María Téllez-Girón, la XVI Duquesa (3); en ningún caso en posesión de Ignacia, que era hija del Marqués de Campo Sagrado (de origen asturiano). Yo creo que hay que dar por bueno lo referido en los documentos visitados: que recibió la propiedad de las sierras tras la muerte de su esposo Alejandro Pidal y Món  - también de estirpe asturiana y con una dilatada carrera política en el periodo de entre siglos. He de reconocer que no he sido capaz de seguir por completo el hilo de la propiedad. Me consta que los de Osuna adquirieron terrenos con la Desamortización, pero no he encontrado relación con los Campo Sagrado ni de estos con Villachica, que ya vimos como comprador del Lago y aledaños. Incluso pudiera ser José Pidal  - padre de Alejandro y político destacado a su vez - quien adquirió las sierras tras la exclaustración del Monasterio. En fin: como siempre, si alguien puede aportar información sobre el tema será muy bienvenida.


(1) No sé si es norma general, pero en la escritura que consulto no se enumeran los vecinos por orden alfabético sino por el turno de "vela", el orden en que cada casa del pueblo pastoreaba el rebaño comunal.
(2) La unión se produjo por el matrimonio entre María Josefa Pimentel y Pedro de Alcantara. La Pimentel fue una de las principales valedoras de Goya - que la retrató - y artífice del Parque del Capricho, en Madrid
(3) Parece que el condesado estuvo un tiempo separado de la rama principal de la familia, pero en la actualidad ha vuelto a ella. (No estoy muy ducho en estas cosas: Logio, si lees esto y te apetece, cualquier ayuda será bienvenida)




.