9 sept. 2010

Camino de Zamora

 
Al sudeste de Sanabria y Carballeda se extiende la Tierra de Tábara. Tierras donde la llanura, la línea recta, le gana la partida a las caprichosas curvas de las montañas. Son las encinas, más que los robles, quienes marcan el contraste vertical junto a las espadañas de las iglesias -hoy, cada vez más, auxiliadas por los parques eólicos.



Caminos inmemoriales muy transitados por los sanabreses: por allí transcurre la vía natural para alcanzar la románica Zamora, la que no se tomó (ni se llega) en una hora. La que atesora los centros de papeleo, de impuestos y hospitales. La lejana capital administrativa donde vive el Estado.

El abajo firmante, hace unos cuantos años ya, memorizó cuantos baches y curvas había entonces en el caminos desde Puebla hasta la ciudad. Resulta que sufrió un ataque de apendicitis -eran fiestas en Santa Colomba- y una traqueteante ambulancia se encargó de su traslado hasta el Hospital Virgen de la Concepción, alias La Concha. Es dificil que olvide semejante viaje. El mismo que, a día de hoy, siguen teniendo que realizar nuestros mayores para visitar "al especialista" -afortunadamente, no para todos- o nuestros hijos para nacer. Aunque las ambulancias han mejorado mucho.


Por cierto: antaño existió otra ruta, con abundante tráfico. La he oído llamar "Camino de los Gallegos" y transcurría por Puebla, Robledo, Santa Cruz de los Cuérragos y Aliste hasta Zamora. Hoy ha perdido su vigencia.

Fotos:  1. La Torre Románica de Tábara, quizás el punto más emblemático de la comarca.
2. Mojón en el Camino de Santiago, la érmita de Santa María del Castillo y, al fondo, Montamarta. Llega la Tierra del Pan.
3. El Puente de la Estrella, en la cola del embalse de Ricobayo. Una de las obras pioneras de la explotación hidrográfica en Zamora.

34 comentarios:

  1. En Béjar no pasa algo parecido: siempre tenemos que ponernos en camino a Salamanca para cuestiones médicas y más de uno se ha quedado en la ambulancia de camino. Los niños nacen en Salamanca, (pocos somos ya bejaranos), y cualquier operación, hasta la de las muelas del juicio, tiene lugar en la capital charra. Y resulta que tenemos más cerca Plasencia (20 minutos, frente a los 45 de Salamanca). Pero qué se le va a hacer: obcecaciones administrativas y rayas divisorias sin sentido.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. A mi, no me hagas mucho caso, me parece recordar que mi abuelo hablaba de una ruta "da sega".. uff!! no consigo recordar pero me suena.

    ResponderEliminar
  3. Aaaah! que bueno estar de nuevo "voltant" -más o menos, pasear- (que decimos los catalanes) por Sanabria...echaba de menos la tranquilidad de estos lares y la hermosura de sus paisajes.
    He de plantearme una estancia en el Pico del Fraile.
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  4. Caramba, vaya apendicitis mas inoportuna. No es que otras veces sea oportuna, pero en ocasiones se pasa de la raya.
    Triste que en el siglo en el que estamos a veces cueste tanto a los mayores llegar hasta el especialista que necesitan.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  5. Yo viví en Sanabria 10 años. Un vecino me dijo que su mujer dio a luz camino de Zamora en el puesto de la Cruz Roja de Ferreras de Abajo, hoy cerrado a cal y canto desde hace muchos años. Un hijo mío sufrió una insuficiencia respiratoria y no había ambulancia, lo traje yo hasta en Virgen de la Concha, es más este mismo hijo, cuando mi mujer estaba embarazada de él, nos vinimos para el hospital al menor síntoma de su llegada, llegamos antes de tiempo pero por lo menos con tranquilidad. Por cierto nombras a Santa Cruz de lops Cuérragos, tengo fotos de este pueblo, que aunque solitario merece la pena ser visitado.

    ResponderEliminar
  6. Pues la verdad es que leyendo lo que le ocurrió al abajo firmante y algunos de los comentaristas se debe de vivir un poco con la intranquilidad en una urgencia, que dios nos pille confesaos!.

    Con la foto del camposanto no querrás decir nada con eso verdad?.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Toño, la ruta de los Gallegos tal vez no fuera por Robledo... Linarejos y luego Río Manzanas o Villarino? en vez por Santa Cruz?
    Esa la he cogido alguna vez que otra para regresar de Puebla de fiesta y evitar a "los de verde" jejeje madre mia, eso si son baches!!! jejeje

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Me sorprendes, Carmen: pensaba que Bejar sí tenía mejor resuelto el tema hospitalario. Sí, estamos parecidos entonces: ya nacen pocos sanabreses, todos lo hacen en la capital. En la Alta Sanabria sí han conseguido un acuerdo con la Xunta y son atendidos en Verín, mucho más cerca. Pero es que de Porto a Zamora se pueden tardar facil dos horas y media!!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. La iglesia de la primera foto es una chulada...haciendo un símil futbolístico yo antes era del gótico pero poco a poco voy simpatizando cada vez más con el románico...

    ResponderEliminar
  10. Posiblemente hablase de este camino, Logio. La ruta vendría desde las Portillas de Padornelo y la Canda, el santuario de la Tuiza (donde dicen que a la vuelta ofrecían sus hoces y guadañas si la campaña había ido bien) y llegarían hasta la Tierra del Pan a través de Aliste.
    ¡Un viaje!

    ResponderEliminar
  11. Bienvenida, Carolina, se te echaba de menos.
    Jjejeje, los paisajes de hoy no son muy sanabreses, que conste!

    ResponderEliminar
  12. Ay, Madame, fíjese si fue inoportuna que yo creía que era una tónica -la única que he tomado en mi vida- que me había sentado mal! jejeje
    Feliz viernes, Madame

    ResponderEliminar
  13. Buen apunte, Valverde. Es el sino de las zonas rurales: no hay servicios porque no hay gente y la gente se va porque no hay servicios. Es cierto que se ha avanzado, pero quizás no se llegue a una cierta normalidad hasta que no funcione en condiciones un Hospital Comarcal en Benavente.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Nooooo, Arena: ya sabes que nunca meto mensajes subliminales ;-)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Alfonso, hoy parece más lógica la opción de Linarejos. Pero en Santa Cruz está el Puente de los Infiernos, precisamente en el camino de Rio Manzanas. Y es un puente respetable, así que debía tener movimiento. No estoy seguro, de todas formas.
    Por la carretera de Linarejos igual esquivas a los verdes, pero puedes desaparecer en las trincheras -llamarlos baches es quedarse muuuy corto!jejeje
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. José Luis: ¡a mi me pasa lo mismo! El gótico engancha más rápido, pero el románico...
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Leo tu entrada y contemplo las fotografías.
    Un apunte románico (me permitís). Ya sabéis que en Salamanca hicieron la Catedral (que denominamos Nueva) porque la otra, (la que llamamos Vieja) era(sic) baja, pequeña y oscura. Mi favorita, sin dudarlo es la Vieja, que es más humana, misteriosa y perfecta (lástima que la amputaron).

    Y las iglesias románicas que van apareciendo por el camino... como la de Tábara, preciosa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. mmm me suena el "caminito"... :-)

    Logio,

    En la guia de los caminos de santiago se cita esto: "Camino de Castilla o Vereda de los gallegos

    Por esta denominación se conoce al camino utilizado por los segadores gallegos al comienzo del verano para ir a trabajar a Castilla y que les servía también de vuelta para retornar a sus casas a finales del verano. No hay duda de que iban por la misma senda que seguían otros muchos, entre ellos los peregrinos. Bajaban a los campos castellanos por Alberguería, Cercedelo, Campobecerros, A Gudiña, O Cañizo, A Canda, Lubián, Padornelo y Puebla de Sanabria. A la vuelta ofrendaban sus hoces en el Santuario de la Tuiza, justo antes de afrontar la subida a la portilla de A Canda y entrar en Galicia."

    supongo que desde Sanabria hacia donde hacía falta la siega el camino de tabara y aliste sería el mas concurrido por natural y falto de desniveles

    ResponderEliminar
  19. Preciosa esta tierra, transitar por sus caminos tiene que ser un regalo de los dioses, aún a pesar de que en determinados momentos resulten un reto contra el tiempo, según apuntas en el texto y también algunos comentaristas.
    No me imagino transitando por ellos en ninguna ambulancia de urgencias, sino paseando y disfrutando de tan entrañable entorno.

    Me gusta mucho la foto del cementerio al fondo (es que me gustan los cementerios)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. La que pasaba en silencio10/9/10 20:28

    Es curioso, viendo al principio las fotos estaba pensando que nunca me di cuenta de la belleza que guardaba el paisaje "camino de la Concha", porque lamentablemente esa experiencia vivida por "el abajo firmante", ha sido motivo de revindicación por muchos años y espero que nos queden menos... Se me ponen los pelos de punta cuando cuentas que aquello te pasó en unas fiestas de Santa Colomba, el último recuerdo que tengo de mi tío Jesús es en unas fiestas de Santa Colomba porque alguien que en el pueblo había tenido un leve accidente pedía por favor que no se lo llevaran a la Concha que de ahí nadie salía vivo si es que llegaba, la ironía fue que al día siguiente mi propio tío no salio vivo de la Concha ingresado solo por una subida de azucar... Lo cuento con más ternura que tristeza porque ha pasado mucho tiempo, pero sirva este comentario para denunciar el abandono y desidia que existe servicios sanitarios en toda la provincia. Me quedo con tus fotos para sustituir estos recuerdos con algo más agradable, gracias xibeliuss.

    ResponderEliminar
  21. Vivi muchos años en un pueblito al margen de mi ciudad y a veces se me hacia corto, admirando el paisaje, el olor fresco del campo... pero en esas oportunidades de ataque de asma, de apendicitis tambien, el camino se antojaba largo y tormentoso y se contaban baches y piedras del camino... por eso y mas conozco ese camino hasta con los ojos cerrados

    ResponderEliminar
  22. Xibeliuss...

    Ciertamente la llanura domina el paisaje y a Zamora no se llega en una hora. Y menudo y desafortunado incidente el tuyo con ese ataque repentino de apendicitis. ¿todavía tienen que viajar para ir a ver al "especialista"? manda narices...

    UN abrazo

    ResponderEliminar
  23. "baja, pequeña y oscura"... ¡Manda narices! A mi también me parece "más humana, misteriosa y perfecta": a la medida de quienes la construyeron. Eterno dilema.
    Un abrazo, Mª Antonia

    ResponderEliminar
  24. Buen apunte, Amio. Estoy convencido que los primeros peregrinos que abrieron/descubrieron esta variante de la Vía de la Plata siguieron indicaciones o de pastores o de segadores.
    Hasta Puebla está claro (viniendo de Galicia): la cuestión es por dónde bajaban hacia los grandes trigales: ¿por el Camino Real -más o menos la N-525- ó a través de Rio Manzanas de Aliste? Posiblemente, los dos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  25. Sí, Verdial: es tierra para andar, no para pasar por ella en coche -y menos con prisas. Un regalo para quien sepa apreciarlo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  26. Afortunadamente, el tiempo nos hace recordar las cosas con ternura. El dolor se mitiga y nos quedamos con las cosas agradables, los recuerdos que forman lo que somos.
    Desde una ambulancia es muy dificil admirar la belleza del paisaje, desde luego. Ojalá no tarde la solución que nos permita contemplar estos paisajes por su belleza, no por necesidad.
    Un abrazao, la que pasaba en silencio
    Pd. Uf, a ver si te buscas un nick más corto! :) jejejeje

    ResponderEliminar
  27. Sí, sí, Afrodita: coincidimos. Una cosa es pasear los caminos y otra, tener que "volar" sobre ellos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Ay, Felix: las cosas son así en el mundo rural, no sólo en Sanabria Carballeda. Se avanza, sí, pero despacio.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Conozco bien esa torre, tengo familia en Tábara y todos los veranos íbamos a visitarlos. Al entrar en el pueblo me sorprendía la belleza humilde del románico. Una vez hubo una hermosa exposición sobre los orígenes de la tinta y el papel.
    También me toca de cerca el hospital de la Concha.Tengo familia trabajando allí. Qué largas las distancias en algunos transportes como las ambulancias...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  30. No he podido evitar una sonrisa ante tu evocación de un viaje en ambulancia por un camino lleno de baches. No ha sido con mala intención, sino con ese afecto con que se puede mirar hacia atrás los momentos malos. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  31. Alicia, yo he de reconocer que, como sanabrés de la montaña, contemplaba siempre con cierta suficiencia la llanura más allá de la Carballeda. Pero luego siempre me encontraba con la torre de Tábara y me quedaba extasiado. La tierra natal de León Felipe, no lo olvidemos.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  32. Sí, Isabel: afortunadamente el paso del tiempo nos lleva a recordar con ternura estas experiencias. ¡Menos mal!
    Abrazos

    ResponderEliminar
  33. La que pasaba en silencio15/9/10 19:13

    Jaja!! Disculpa la longitud de mi nick Xibeliuss, permíteme mantenerlo dado que aun son más la veces que paso en silencio que haciendo ruido... Prometo que si intervengo más veces lo cambio ;-)

    ResponderEliminar
  34. ;-)
    ¡Un abrazo, L.Q.P.E.S.!

    ResponderEliminar

Siéntase libre de comentar si es su deseo.
Las aportaciones son siempre bienvenidas, en ningún caso obligatorias.
Gracias