4/11/2009

Arribes del Duero (y II)



(viene de aquí)
La madre [del río Duero] es siempre poco ancha, pero en verano se estrecha de modo, que toda queda a primera vista en seco, no descubiéndose por do quier si no enormes peñas, por entre cuyas concavidades va el Duero, tan profundo a veces, que no solo no es posible verle, ni aun oir el rumor de la corriente. Por aquel laberinto de titanes, lo primero que se haya son grandísimas peñas, por cuyas concavidades es preciso pasar casi a gatas, saltando luego de roca en roca, bajo las cuales corre el Duero, a cuya mitad se llega a lo que llaman el lomo de la Burra, por donde pasan montados los que no se atreven a hacerlo a pie. Andando de este modo unas seis varas está la peña del salto, plana, de dónde hay que saltar como vara y media, una gran lastra, bastante inclinada, lo cual aumenta el peligro de caer resbalando por aquellas profundidades, hasta sumergirse en el río. Este paso le cruzan los que vienen de Portugal, gateando y agarrándose a unos resaltos que tiene la peña.



Aun aquí no cesan las dificultades y peligros, pues hay altísimas rocas y aberturas hasta la salida, la cual es por entre dos peñas ovaladas que llaman las bolas. Ya estamos en tierra portuguesa, mas no hay que esperar descanso, pues queda media legua de seguir gateando por aquellas desmesuradas arribas o arribes, cuyo suelo es de peñascos, agudos estos, redondos aquellos, resbaladizos los de más allá, hasta dar en el estrecho camino que conduce a Aldea Nova, de Portugal.



Lo que verdaderamente causa maravilla, es, que los naturales vayan de una nación a otra por este paso, llevando a veces a cuestas tres y cuatro arrobas al hombro, tirando la carga a lo hondo cuando bajan, o bien subiéndola con cuerdas donde aun el cuerpo del hombre halla las mayores dificultades, las cuales, como es natural, solo pueden vencer en el rigor del verano.



El Paso de las Cuerdas. Hacia el lugar de Pinilla de Fermoselle y en los recodos del Duero menos anchos, amarran los habitantes de ambas orillas cinco o seis cuerdas a las peñas de uno y otro lado, de manera que crucen el río. La corriente de este, sobre todo, en invierno es tal, que de esta manera evitan el peligro de la barca, así como el registro de los carabineros.Desde luego buscan los sitios menos anchos, si bien tendrán lo menos de diez y seis a veinte varas, en cuyo espacio dispuestas las cuerdas sobremanera tirantes, ponen sobre ella s una horquilla de palo fuertísima, llamada Trasga, de la cual van sendas cuerdas a las márgenes, de donde se tiran de aquellas cuando es necesario. Hecho esto, se ata a la Trasga la persona o bulto que ha de pasar, los cuales parten despedidos con gran impulso de una orilla a la otra, en donde los recojen, con lo cual se comprende cuan grande es el peligro, pues si a tan desmesurada altura se rompiesen las cuerdas era irremediable la muerte del que cayera al Duero.




En verano es el paso de distinta manera, y se verifica por medio de varios cueros llenos de aire, atados unos a otros, sobre los cuales se dispone un plano con ramas, y en el van las personas o carga que ha de pasar. Esta manera de balsa, que tal nombre tiene, se halla sujeta con dos cuerdas a entrambas orillas, de las cuales se tira respectivamente desde tierra, según el lado a que ha de ir la barca. Para tan peligroso paso buscan los naturales de uno y otro reino los más apacibles remansos del río.



Crónica de la provincia de Zamora. D. Fernando Fulgosio, 1869.
Edición facsimil de Editorial Maxtor, 2002.

Todos estos pasos yacen hoy sumergidos bajo las presas y embalses de los Saltos del Duero.



 Fotos (excepto número 1): vixtorman

39 comentarios:

  1. Precioso, monsieur, pero parece pensado para mi vertigo. Si yo me viera en ese mirador de la imagen, menudo espectaculo. Me iban a oir a varios kilometros a la redonda.
    La perspectiva de la ultima foto resulta impresionante. Estoy segura de que infunde respeto incluso en quienes no se marean con las alturas.

    Feliz dia

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Me temo que así es, Madame. He visto corazones bien templados incapaces de salir a esos miradores.
    Mis respetos, Madame.

    ResponderEliminar
  3. Caramba Xibelius, cuánto peligro nos has traido hoy y respeto por estos pasos,son una peciosidad.
    Tengo una curiosidad... la foto que hay al pié del blog es la de siempre o..es que me he fijado hoy que veo algo extraño para mi, y no se explicarlo,entre los árboles y el agua que corre observo como unos anillos ovalados fantasmales jeje, no se darle otra explicacón.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Esta gente descubrió la tirolina (la trasga que nombra el texto) para ganarse la vida y ahora es un deporte de riesgo!
    Un abrazo fuerte, Arena.
    Pd. La foto ha cambiado. Tiene un mensaje subliminal ;-)

    ResponderEliminar
  5. Este es uno de los caminos que cada verano planeo hacer y que siempre se pospone...Después de ver tus imágenes de nuevo siento la urgencia de deambular por las fauces del Duero. Por cierto, para los que tengan vértigo, creo que hay unos barquitos que recorren el río... Seguro que merece la pena desde el agua o desde la piedra

    ResponderEliminar
  6. Ahora lo veo Xibeliuss!!!! gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Preciosas fotos y seguro que el lugar es desconocido para mucha gente. En España tenemos lugares envidiables.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. "Todos estos pasos yacen hoy sumergidos bajo las presas y embalses de los Saltos del Duero."

    Saltos, presas, azúdes... me cago en... mejor me muerdo la lengua. Qué mania con domar la naturaleza...

    Las fotos impresionantes.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Si, Alicia, anímate: el paseo en barco, como ya se ha dicho, vale la pena, y mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. No se lo digas a nadie, Arena;-)

    ResponderEliminar
  11. Completamente de acuerdo, Logan y Lori. A veces salimos por salir a destinos imposibles, para lo que estamos ahorrando todo un año, y tenemos otros tan espectaculares a los que te puedes escapar un fin de semana.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. ¡Jejeje! Alfonso: ¡No puedo negar que esperaba tu comentario!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Esta zona del Duero es una gran desconocída, yo solo tenía noticias por un reportaje de TV que vi hace unos años...

    ResponderEliminar
  14. Pensar que esta gente no tenía más remedio que pasar estas aventuras para poder llegar a Portugal pone la piel de gallina. Y luego nosotros nos quejamos por llegar tarde 10 minutos en coche...

    Podemos proponer esta ruta al programa "El último superviviente". Imagino que sabrás que se emite en Cuatro y trata de un viajero que recorre lugares inhóspitos sin ayuda. Toda una lucha por la supervivencia cuyas leccione spodemos aprender para cuando un día nos perdamos por la sierra (que todo puede suceder por estos lares).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Cabe destacar de esta zona aparte de su atractivo paisajistico, también su atractivo cultural y lingüistico. En toda la región de Miranda do Douro se fala en mirandés, lengua procedente del asturleonés, reconocida y protegida por el gobierno luso desde hace unos años. Se escribe, se habla y se enseña en ls aulas en mirandés.Por supuesto en coexistencia con el portugés.Todo un ejemplo de cultura y conservación. Mientras en nuestra tierra los politicos se olvidarón del leonés, ellos lo conservaron y lo siguen cutivando.Para quien le interese este tema recomiendo este video del canal historia de Portugal.

    http://www.youtube.com/watch?v=3SIv2sF5jOM

    Viendolo y viendo la similitud en tradiciones: Musica,folclore etc...vuelvo a repetir de que ya es hora de que dejemos de darle la espalda a nuestros hermanos lusos y les demos la mano, porque es tan to lo que nos une...y tan tan poco lo que nos separa... Tal es el caso que me atrevo a decir, que un sanabrés, un zamorano tiene mucho mas en común con cualquier habitante de Miranda o Braganza, que con un segoviano o soriano,,,aunque nos hayana incluido a todos en este invento de autonomía.
    Perdón por la chapa amigos,,,pero es que con el tema de portugal...me pongo asi...nos dan ejemplos de conservación y este es uno de ellos.

    ResponderEliminar
  16. ¡Zamora en general es una gran desconocida!... como tantas otras pequeñas provincias que no aportan gran número de votantes. Esta zona de los Arribes parece que ahora empieza a promocionarse un poco, vamos a ver.
    Un saludo, José Luis, y cuidaté.

    ResponderEliminar
  17. Tienes razón, Carmen. Están claras las ventajas de la mejora de las comunicaciones, pero no viene mal ser consciente que las cosas no siempre ha sido así... y la gente vivía.
    Recorrer ahora estos pasos sería la caña ¡más que nada porque, aparte de senderismo, habría que hacer submarinismo en los embalses!
    Un abrazo, Carmen.

    ResponderEliminar
  18. Muy buena aportación, Javi. Cuando caminas por los terrenos de la Raya y hablas con sus gentes te das cuenta de la artificialidad de las fronteras. ¡Por supuesto que tenemos más que ver con un vecino de Braganza que con uno de Burgos!-sin que esto suponga ningún tipo de desprecio o de rechazo. Braganza está a treinta kilómetros, es prácticamente el mismo territorio.

    ResponderEliminar
  19. A veces recorremos miles de kilometros cuando tenemos tesoros escondidos al alcance de la mano. Gracias por descubrirme este

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. A ti, Ariadna. Bienvenida y gracias por la visita. Tu blog me ha encantado. Me apunto.

    ResponderEliminar
  21. Pavada de riesgo corrian al cruzar asi entre esas piedras que impresionan. Magnificas tambien las fotos por supuesto, sean de quien sean.
    .
    Por cierto, dado que hoy salio a la venta un libro de una amiga, Uds. pueden conseguirlo pronto pero por aca no.... de petit homenaje le hemos escrito un texto. A las autoras nos gustaria conocer su opinion al respecto, un poco de historia pero mas antigua edad del bronce.
    De interesarle, no es leyenda, es realidad, lo pesparamos en: www.lacostillaincomoda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  22. ¡Sí, ya leí el texto, lo descubrí a traves del blog de Isabel! Muy interesante, como es marca de la casa.
    Por cierto, un nombre fabuloso para vuestro nuevo espacio.
    Saludos, Alyxandria

    ResponderEliminar
  23. Me gustaría asomarme a esos espacios abiertos y profundos. Qué pena no tener alas y echar a volar por ellos. Me quedo sin palabras, qué bonito!
    Besos!

    ResponderEliminar
  24. ¡Y las fotos de vixtorman nos la muestran casi a vista de pájaro! ;-)
    Un abrazo, carolina

    ResponderEliminar
  25. Xibeliuss,creo entendender que vixtorman no tiene blog, he buscado para darle la enhorabuena por estas fotos a si que... felicitalo de mi parte,por favor,son excelentes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya!! Qué sorpresa ver mis fotos publicadas aquí!!
      Muchas gracias Arena por la felicitación!!
      Aunque con mucho tiempo de retraso, pero más vale tarde que nunca!! jejeje ;-)
      Un abrazo

      Eliminar
  26. No, vixtorman no tiene blog... de momento. Le haré llegar tus felicitaciones.
    Tengo algo para ti.
    Un abrazo fuerte, Arena.

    ResponderEliminar
  27. NO ME IMPORTA ENTRAR EN ESTA TU CASA Y SEGUIR UTILIZANDO LA PALABRA MAGNÍFICO, MAGNIFICO TODOOOOOO, PORQUE ES LO QUE SIENTO CUANDO ESTOY AQUI.
    QUE PEQUEÑA ME SIENTO O MEJOR DICHO ME SENTIRÉ CUANDO EL PRÓXIMO AÑO ESTÉ ALLI, Y MIRE HACIA ARRIBA.
    BENDITA NATURALEZA Y VOSOTROS QUE LA CUIDAIS, MIMAIS Y NOS LA MOSTRAIS.
    BUEN FINDE

    ResponderEliminar
  28. Realmente he quedado impresionada con estas dos entradas de Arribes del Duero.
    Tanto la magestuosidad de las fotografías, como lo interesante del texto me han hecho disfrutar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Reme, que gusto verte de nuevo por aquí!
    Si no recuerdo mal, tu no anduviste muy lejos, ¿verdad?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Gracias por la visita, Babbilonia, me alegra que te haya gustado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. pues si que hay historias aquí entre estos paisajes tan maravillosos, por cierto las fotos muy buenas hazlo extensivo al autor. me ha gustado este post. bsos y gracias por tus comentarios en mi blog.

    ResponderEliminar
  32. Gracias a ti, cruz, por un blog tan interesante como el tuyo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  33. Que maravillosas fotografias, estan padrísimas! Mi sueño es poder llegar algun dia a realizar algun deporte extremo pero a escondidas de mi marido ya que el sufre de vertigo je! Felicitaciones y esperamos mas fotos de tan bello lugar.

    ResponderEliminar
  34. Gracias,por tu consejo, realmente fue muy util, ya estoy preparando las valijas para irme, estoy encantada con el lugar,sacaré muchas fotos.Saludos

    ResponderEliminar
  35. Daniela, si tu marido tiene vértigo: ¿no te lo traigas! Iba a sufrir mucho.
    Saludos

    ResponderEliminar
  36. Gracias por la visita, Daniela y me alegro que te haya gustado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  37. NO, NO ESTUVE LEJOS, Y EL PRÓXIMO AÑO, COMO TE DIJE, VE PREPARANDOTE PARA CICERÓN, PORQUE VAMOS A VISITARTE UNOS POCOS.
    UN BESITO

    ResponderEliminar
  38. ¡Mientras no te traigas al... asesino de la Casa Rojas de Villaflor!.
    Un abrazo, Reme.

    ResponderEliminar

Siéntase libre de comentar si es su deseo.
Las aportaciones son siempre bienvenidas, en ningún caso obligatorias.
Gracias