13 nov. 2009

Fritz Krüger: El ayer de Sanabria

 

"La finalidad de este libro es la descripción de la cultura material de una zona hasta hoy prácticamente desconocida: Sanabria. Esta región pertenece a la provincia de Zamora, formando su parte noroccidental. Viajé por ella durante el invierno 1921/22 para conocer su lengua y cultura. El trabajo presente contiene exclusivamente los resultados referidos a la cultura. (...)
"Prescindiendo de las molestias y fatigas que conlleva un viaje a pie por los montes de León, aumentados por la dureza del invierno, no he tenido dificultades a la hora de recopilar el material. Siempre me acordaré con agrado de las horas cuando en la calle y el campo, o junto al fuego del hogar durante las frías noches de invierno, charlando con los pastores y los campesinos, he reunido el material que forma la base de éste y una serie de otros trabajos
."
Fritz Krüger, de la introducción a "La Cultura Popular en Sanabria". I.E.Z. Florián de Ocampo.Diputación de Zamora. Caja España, 1991.

Fritz Krüger, nacido en Alemania en 1889, es el antecedente directo -y sobre todo muy real- de nuestro conocido Herbert Von Patto. Interesado por la cultura española, ya su tesis doctoral versó sobre los límites entre el catalán y la lengua de Oc. En los primeros 20 del pasado siglo, como él mismo cuenta, apareció en Sanabria en busca de los orígenes primigenios de la lengua leonesa. Se las había arreglado para conseguir financiación, nada menos que en los momentos más duros de la posguerra alemana, de un grupo de comerciantes de Hamburgo: a Sanabria llegó, andando, tras realizar diversos estudios en Asturias y en la provincia de León -Las Cabreras. Después partió hacia Salamanca y aún más al sur, hasta la sierra de Gata. Tras la segunda guerra mundial se exilió en Argentina y acabó sus días como catedrático de la universidad de Mendoza. Falleció en 1974.

Durante cierto tiempo he perseguido su obra "La Cultura Popular en Sanabria", traducida por primera vez al castellano en 1991 y hoy absolutamente agotada. Por fin la he conseguido de la manera más sencilla: hablando directamente con la editorial, que, ante las escasísimas posibilidades de reedición, me ha hecho llegar el libro fotocopiado.

El trabajo de Krüger supone una instantánea fidedigna y exhaustiva de la vida pasada de la comarca, de unos usos, dialectos y costumbres que ya entonces caminaban hacia la desaparición. Tiene el libro naturalmente, algún punto discutible, sobre todo una vez pasado el tiempo: es difícil, por ejemplo, que el alemán preveyese la brutal migración que a partir de los 50 vació nuestros pueblos. Pese a su carácter puramente técnico, es muy fácil descubrir el cariño con el que Krüger se acercó a los sanabreses. Por lo que he podido saber, nuestra gente también guardó buen recuerdo del entonces joven estudioso. Me gusta imaginar su llegada, quizás por el camino de la Baña hasta San Ciprián cubierto por las primeras nieves, el tópico alemán rubio y fuertote (físicamente era así) cargado con una cámara fotográfica y libretas sin cuento. Les debió parecer un extraterrestre.

Os presento hoy una primera serie de sus fotografías. Pido disculpas ya que la reproducción difícilmente podría ser peor: escaneo de fotocopias. Pero creo que por su interés y encanto merece la pena el esfuerzo.

La Cabrera

 
Foto: Marina y Sergio


 
San Ciprián

 
Ribadelago



 
Porto



 
Puebla de Sanabria

34 comentarios:

  1. Interesante comparativa... lo de que vinieran de fuera para interesarse de lo de aquí antes que los autóctonos es algo que se ha dado mucho en este país, afortunadamente creo que ya hace mucho tiempo que nos hemos dado cuenta de la importancia de lo "nuestro"...

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo, José Luis. Cuando Krüger habla de Sanabria como "zona prácticamente desconocida" en aquellos años no exagera.
    Ahora que, por ejemplo, no se hizo una catalogación más o menos en profundidad de los castros en la comarca hasta ¡1986!, con los trabajos de Esparza.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. BUENO, ESTO YA ES PARA MORIRSE...
    QUE REPORTAJE!!!!
    HE DISFRUTADO, LO QUE NO TE PUEDES IMAGINAR.
    GRACIAS, POR TODO LO QUE NOS DAS Y NOS ENSEÑAS MAESTRO!!!!!
    ME HA ENCANTADO LA COMPARATIVA.

    ResponderEliminar
  4. El antes y el después...interesante la comparación y estremecedora por lo triste y dificil de la vida en aquel entonces , menos mal que los tiempos y las cosas cambian para mejor o por lo menos se intenta.Gracias al trabajo de Krüger y al interés tuyo sabemos un poco más.
    Un abrazo Xibeliuss.

    ResponderEliminar
  5. Las fotos antiguas tienen un encanto tremendo, lástima que la calidad con las que he podido reproducirlas sea tan baja.
    Un abrazo, Reme

    ResponderEliminar
  6. Quizás la vida no fuese tan triste como pensamos... porque no conocían otra. También tenían sus buenos momentos, no te pienses.
    Un abrazo fuerte, Arena
    Pd.¿Qué tal vas con tu plantilla?

    ResponderEliminar
  7. Por necesidades ajenas al servicio me temo que voy a pasar unos días un poco desconectado. Espero veros pronto a todos.

    ResponderEliminar
  8. Muy buena la comparativa. Me he gustado mucho.
    Ha cambiado un poco pero yo creo que para mejor. Por suerte, aún, queda gente a la que nos interesa preservar el lugar que nos rodea y cuidarlo.
    Que vinieran de otros sitios para enseñarnos la belleza del entorno, no es extraño. La mayoría de las veces no vemos lo que tenemos delante de las narices.

    Un beso y hasta tu vuelta.

    ResponderEliminar
  9. Valiosos documentos los que nos trae, aunque sea escaneo de fotocopias. Buena idea la de la comparacion.
    Y un placer comenzar a conocer a los antepasados del profesor! :)

    Feliz fin de semana, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  10. La plantilla está en proyecto y sin prisas.
    Un abrazo Xibeliuss y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante... Y sí, todos esos estudiosos de nuestras costumbres que visitaban el país en aquellos tiempos en los que cada pueblo era un poco una isla debían ser vistos como seres de otro planeta. Gracias a muchos de ellos sabemos más de nosotros mismos. Poco a poco parece que vamos aprendiendo a valorar cada una de nuestras piedrecitas. Te espero pronto por este recodo..

    ResponderEliminar
  12. A veces una búsqueda en principio infructuosa se compensa al final de la manera más fácil. Algo así te ha pasado con este libro. Sin embargo te doy una recomendación: debes estar atento a los anticuarios y librerías de viejo. Uno no sabe cuándo saltará la liebre.

    Yo también me le imagino alto, rubio y de ojos azules recorriendo las serranías sanabresas ante la sorprendida mirada de los lugareños. Algo así a lo que ocurrió a los paisanos de Las Hurdes cuando les retrataron los primeros aventureros fotográficos. Pero en este caso el "pánico" sería mayor: un gigante amarillo y de mirada de cielo, jejej (parece un relato indígena ante los conquistadores españoles).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. A raíz del aniversario de la caida del muro de Berlín un buen amigo puso en su blog un enlace a una galería de fotos muy especial que dado tu interés por la comparativa te recomiendo.

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  14. Sospecho que a casi todos nosotros nos llevaron en nuestra tierna infancia y época de escolares a Sanabria, , aunqeu se pieren en mi fragio memoria las escenas, lo recuerdo como una visita entrañable y un lugar fascinante,
    me ha gustado recordar

    ResponderEliminar
  15. Es interesante ver la mirada del extranjero sobre lo propio, sobretodo con tantos años de distancia

    ResponderEliminar
  16. Partiendo del excelente documento que esas fotografías antiguas representan y que nos dan a conocer esos usos y costumbres de los lugareños de comarca de Sanabria, el libro suponemos que debe constituir un referente sociocultural de la época y poder comparar el antes y el ahora de esos pueblos nos demuestra que muchas cosas siguen casi intactas, lo que es un logro de conservación.

    Es interesantísimo el libro que sugieres y a nosostros nos apasionan este tipo de reportajes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Que hermosa comparación, el ayer y el hoy y qué pena que un extranjero nos haga ver lo maravillosas que son nuestras tierras.
    La calidad de las fotos es lo de menos, son preciosas!
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Hola, pepa. Ya andamos de vuelta por aquí, y asustado de lo que es la vida en la ciudad. Sí, como dices, el mundo rural tiene sus problemas, pero creo que el equilibrio entre lo que fue y lo que es resulta mucho más humano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Feliz fin de semana, Madame... una semana después.

    ResponderEliminar
  20. Arena, ya sabes, como siempre: si necesitas ayuda, solo tienes que decirlo.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  21. Completamente de acuerdo, alicia: el libro de kruger es, hoy por hoy, un rtestimonio irremplazable de lo que fue Sanabria en aquel entonces.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Aquí tengo muy complicado lo de las librerías de viejo, Carmen, aunque cuando vivía en Madrid era asiduo de la cuesta de Moyano y de la Feria del Libro antiguo y de ocasión de Recoletos.
    Y sí, las fotos de Kruger con los sanabreses eran muy, muy curiosas; pero parece que se quedaron con un buen recuerdo mutuo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. http://academiacajander.blogspot.com es uno de mis blogs favoritos y la galería de Berlín, un acierto.
    Saludos, Logio.

    ResponderEliminar
  24. Ya sabes, cuentosbrujos: una escapada y a recordar en vivo! ;-)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Y más si no hay testimonios de compatriotas de esa misma época! Un saludo, Ariadna.

    ResponderEliminar
  26. Logan, Lory: como digo, el libro es una maravilla, al menos a los que nos interesamos por esta tierra.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  27. No creas, Carolina. Yo creo que lo importante es que al menos haya quedado un testimonio tan completo de aquella época. Y, como digo, lo destacable es el amor con el que reflejó la tierra, más allá de los tecnicismos puros y duros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Creo que los senabrenses de entonces y de ahora tuvieron y tienen que sentirme muy orgullosos de haber atraido la atención y el interés de aquel joven alemán. Eso los revaloriza (y nos revaloriza. Lástima que el libro esté agotado, pero ha sido todo un detalle el de la editorial al facilitarte esa copia.

    Respecto a la novela de la reina Dido, me hace muy feliz saber que ya la tienes en tu poder. Aunque no puedo evitar cierto cosquilleo en el estómago... Un abrazo, querido amigo.

    ResponderEliminar
  29. Puedes estar muy tranquila respecto a tu obra, Isabel, muy tranquila.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  30. Es un castaño, Xibeliuss. Concretamente el castaño del Campano, en Villar de Acero, León.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  31. Gracias, llvllurciana. Menudo ejemplar!
    (Para los que no sabéis de que va, viene de aquí: http://llvllurciana.blogspot.com/2009/11/suenos-de-semilla.html)

    ResponderEliminar
  32. Oh oh oh!!! Pues tiene usted todisima la razon ;) y veo que tambien ha sido victima del mismo arrebato de locura que tres que yo me se y me suenan de algo :)

    Pero es que ademas te lo has currado muy bien Mira tu, que buena coleccion entre Fritz y Ruth :) y estos cuatro locos siguiendoles los pasos jajaja

    biquiños :)

    ResponderEliminar
  33. Hola!

    Muy interesante la página! enhorabuena!!! es un lujo poder tener al alcance de la mano esta información!...tengo raíces sanabresas...mi padre es de porto de sanabria. Este verano he descubierto el hecho de que Fritz Kruger se paseara por aquel entonces por la zona investigando las costumbres, idiomas...y me han dicho que le hizo una foto a mi abuela y que debe ser la única foto que existe de ella(que ya murió hace unos años), de joven, embarazadísima de su 2 hijo, creo, de los 10 que tuvo! de costado peinándose la melena. La cuestión es que me gustaría encontrarla pero no sé cómo! Se llamaba Ana María Dapena y mi padre Salvador Carracedo Dapena.
    Gracias por el sitio! y un saludo!
    alma
    pd: por si alguien puede darme alguna pista: barcelona19@hotmail.com

    ResponderEliminar
  34. Sta d lujo....gracias....por los studios k stas realizando...un saludo...

    ResponderEliminar

Siéntase libre de comentar si es su deseo.
Las aportaciones son siempre bienvenidas, en ningún caso obligatorias.
Gracias