19/4/2010

El Grupo de Teatro de Trefacio


Ya hemos hemos hecho mención alguna vez al Grupo de Teatro de Trefacio, una iniciativa que ha superado sus bodas de plata y que constituye, salvo error, el último vestigio de una tradición de honda raigambre en esta tierra. Mi amigo y paisano Juno ha tenido la gentileza de recoger el guante que no hace mucho le lancé y hoy disfrutamos de una visión desde dentro de este grupo, que sigue andando con pie firme a base de ilusión. Como se hacen las cosas.


Veamos: como lo prometido es deuda, hablaré desde mi memoria y mi punto de vista sobre el grupo de teatro del pueblo de Trefacio.
Era el verano del 82, mi amigo Antonio López Alonso, Toñín para los del pueblo, nos reúne a un número de personas y nos insta a crear el grupo donde por medio de la cultura hagamos pasar un buen rato a gente que antes tenía la costumbre de ver teatro (donde actuaron gente del pueblo) y mas tarde cine en una sala donde también se hacía baile, pero no me remontaré tanto y citaré solo al actual grupo. Tras esta reunión nos comprometemos a actuar el verano siguiente, nadie se habría atrevido a pensar en los veintisiete años que lleva, bueno quizás Toñín, que “siempre a sido un hombre de fe”.


Al año siguiente montamos un escenario que tardamos una semana para dejar algo presentable y empezamos con La duda, de Echegaray. Haceos una idea de que salvo Antonio (llevaba algún año haciéndolo en la Universidad) los demás, excepto la imaginación y la ilusión, no estábamos dotados de ninguna experiencia, absolutamente ninguna, solo el recuerdo de algunos antepasados.
La cuestión es que el pueblo se puso a nuestro lado y a partir de ahí todo fue mas fácil. Esta experiencia me hizo ver como la ilusión de un pueblo puede tirar hasta sacar de ti lo que nunca habrías creído tener, esto ocurrió con actores que nunca estuvieron delante de un público. Primero vencer la timidez, después los nervios, luego hacerlo mejor….. y al final pensar en la grata experiencia recorrida y pasar a los que vendrán y seguirán con el fruto, siendo esto último lo mas importante.


Que duda cabe siempre hay complicaciones, fallecimientos, los que se fueron del grupo, alguna falta de apoyo…., pero esto se compensa con obras buenas, con humor (son las mejor recibidas por el público) y, desde luego, si te quieres reír, pasar un buen rato por tener buen ambiente, vete a los ensayos, algunos han sido históricos, se hacen en la antigua escuela de chicos, el lugar por si mismo tiene un gran encanto. Pero todo esto fue resuelto con el tiempo y con la virtud de mi amigo, alaba al iniciante hasta que él se lo cree y es entonces cuando aparece el resultado del que hoy en día podemos estar orgullosos.
Nosotros no estamos subvencionados, somos conscientes de que nos correspondería una cantidad de la Junta, pero unas por pitos y otras por flautas no hemos entrado en esa dinámica, para decir toda la verdad un año vinieron a vernos ciertas autoridades y el año siguiente tuvimos un dinerín. A mi amigo le gusta pensar que somos “la caravana de García Lorca” pero siempre recorremos el mismo pueblo. Tras cada actuación pasamos una cesta donde cada uno da lo que quiere o puede, luego se cuenta y en la cena de esa noche (donde va todo el que se apunte y se lo pague, incluida la gente del grupo) se informa de lo recaudado pasando a engordar la cuenta del teatro.


Cada año:
15 días de ensayos por la tarde y por la noche
Una semana antes mas o menos, el pueblo se reúne para sacar y montar el escenario, se retoca cuando está montado.
Dos días antes, se recorren los pueblos Sanabreses en coche y Antonio con los mas jóvenes van repitiendo la obra, el día y como los esperamos.
Día de la obra, el pueblo siempre nos dice “la mejor”. Se cena y hasta el año que viene.
Y esta es la historia, muy resumida para cumplir lo prometido, quién esté interesado en mas detalles mi amigo escribió un libro cuando se cumplieron los veinticinco años y como es escritor de los que publican, con su nombre en Google podréis escoger.
Saludos.
    

Texto y fotos: Juno.

42 comentarios:

  1. Espero que el Grupo de Teatro de Trefacio siga actuando con tanta ilusión. Es muy entrañable ver sus caras, esa alegría y esa chispa en la mirada. Querer es poder. Son gentes muy teatreras!

    Un abrazo y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  2. Cierto: se les ve la alegría en la mirada. Ahí siguen... y por muchos años!
    Un abrazo, Mª Antonia

    ResponderEliminar
  3. Estos grupos de teatro, o de cualquier otra actividad similar, cumplen una buena labor social al llevar representaciones y actividades culturales a lugares donde normalmente no se llevan y además se lo pasan pipa haciéndolo.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que mantener un grupo de teatro durante tanto tiempo es un ejemplo de superación y constancia. Hacer algo que a uno le gusta, y disfrutar con ello, es fantástico.
    Felicidades, y mucho ánimo para seguir adelante.

    ResponderEliminar
  5. Tener un grupo de teatro es un gran labor y participar en él es muy gratificante,sobre todo ver las caras de satisfación que da cuando ves que a la gente le ha llegado y se ha emocionado. No deberia de faltar un grupo de teatro en cada pueblo.

    Enhorabuena por ellos!!

    Y bonitas fotos para el recuerdo.
    Un saludo a Juno

    Un abrazo Xibeliuss

    ResponderEliminar
  6. Hola Xibeliuss, leo a Antonio en el Noroeste desde hace tiempo, su sección además se llama precisamente como esta entrada...
    Lo que desconocía eran los detalles del grupo de teatro, veo que lo lleváis con muy buen rollo, como la mayoría de las cosas que se hacen, afortunadamente cada vez más, en los pueblos. Me encantaría poder ver algún montaje vuestro y conoceros más de cerca, a ver si es más pronto que tarde, mantén-nos informados.

    ResponderEliminar
  7. Cierto, José Luis: cualquier cosa que en pueblos tan pequeños como estos suponga reunir a la gente, ofrecer actividades en conjunto, es una maravilla que hay que preservar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. ¡Tienen mucho mérito!
    Un abrazo, Logan, Lory

    ResponderEliminar
  9. Cierto, Arena: y si además se lo pasan de cine en los ensayos ¿qué más se puede pedir?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Desbrozador, yo no tengo el gusto de formar parte del grupo. Tanto el texto como las fotos son de Juno, que sí ha formado parte, y vivido sus entresijos, desde el mismo momento del inicio.
    Una colaboración privilegiada.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Hermosa iniciativa la de gentes que apoyan y viven el teatro, gran labor social que entretiene y engancha.
    Mis aplausos para ellos, que no se pierda nunca este gran trabajo.
    Abrazos a todos!

    ResponderEliminar
  12. A veces cuando oigo gimotear a algunos de los "artistas" y "creadores" autoconsiderados "pata negra"... se me viene a la boca una sonrisa pensando en gente como esta que realmente pone la ilusión a la altura del arte, cosa que otros ya no recuerdan cuando fue (si fue alguna vez).

    Enhorabuena al Grupo de Teatro de Trefacio y a ti por contarlo!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Sanabria siempre ha sido tierra con gran afición por el teatro. Mi abuelo dirigía una pequeña compañía en la que actuaba la familia y algunos vecinos... Siempre hablaban de tal o cual obra, de la ilusión, de las actuaciones en el pueblo. El espíritu de La Barraca de Lorca sigue vivo en estas iniciativas. Larga vida al Grupo de Teatro de Trefacio!
    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Que así sea!
    Un abrazo, Carolina

    ResponderEliminar
  15. Cierto, Amio. Pienso que sólo una generación antes los "artistas" veían el teatro de distinta manera. Como en "El Viaje a Ninguna Parte"
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. "La Barraca" no llegó a estas tierras. Sí Alejandro Casona, del que algún día tendremos que hablar, con lo que se encontró al traer las misiones pedagógicas.
    Yo no lo conocí, pero lo que me cuentan coincide con tu abuelo: raro era el pueblo que no montaba alguna obra de teatro, al menos una vez al año.
    Un abrazo, alicia

    ResponderEliminar
  17. Decís que "sólo" tenías ilusión, pero ¿hace falta más para que salgan bien las cosas? Y ahí están los resultados, recorriendo y llevando el teatro de pueblo en pueblo como "La barraca" de Lorca. La ilusión es el ingrediente indispensable para que cualquier iniciativa de la vida se convierta en éxito seguro.

    Ánimo y que la vida del grupo de teatro de Trefacio continúe por muchos años más.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. Monsieur, veo que a ese lugar no le falta ni teatro! Admirable, cuando falta en tantos lugares y tanto se echa de menos. Para mi es una pasion. No se si sabría vivir sin el.

    Mucho exito para el grupo de teatro de trefacio.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  19. Lo que me sorprende es que haya tanta gente implicada... admirable.

    ResponderEliminar
  20. Jjejeje Carmen: me parece que bastante tienen con montar la función en Trefacio. Pedirles que recorriesen el resto de los pueblos creo que sería demasiado.
    Ahora, que si cuela, cuela.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Usted lo ha dicho, Madame: si es que vamos sobraos
    Buenas noches y espero que su lunes no haya sido demasiado agobiante

    ResponderEliminar
  22. Tú lo has dicho: admirable.
    Saludos, Logio

    ResponderEliminar
  23. Buenas noches, Xibelius, buenas noches a todos, desde aqui dar las gracias a mi amigo Juno, por lo bien que ha resumido 27 largos años del Teatro del Pueblo de Trefacio. Deciros tambien que esos PEDAZO DE ACTORES (no me incluyo entre ellos)nos regalan 15 dias de sus cortas vacaciones, estudiando, no pudiendo ir con los amigos, la familia al Lago (y si van, van con el guión debajo del brazo) los mas adultos van al Bar, y, no pueden hechar la partida de subasta o la del mus.Y si vas algun dia a eso de las 11 de la mañana por las calles del Pueblo veras en las casas como jovenes están en el "corral" estudiando, cabreandose por esta u otra frase que no le entra.Si amigos el Teatro es muy bonito, muy especial, pero muy sufrido y ojala que podamos sufrirlo muchos muchos años mas.
    Un saludo para ti Xibelius y Un abrazo amigo Juno.
    P.D. Luego están los "tramoyistas", en el que se encuentra nuestro querido amigo Juno. Sin ellos no podriamos hacer nada de lo que más nos gusta,EL TEATRO.

    ResponderEliminar
  24. Al leer esta entrada recuerdo con nostalgia toda una serie de grupos de teatro que surgieron en Murcia y pedanías por la misma época (1979-1984) y que fueron desapareciendo poco a poco. Queda alguno (menos mal) y con mucha actividad por cierto.

    Es una suerte que se mantenga el grupo de Trefacio. Y que sea por muchos, muchísimos años. Y que se incorporen cada año nuevos actores con la misma ilusión que los fundadores. ¡Que no decaiga!
    Y, el año que viene: ¡Arriba el telón!


    Abrazos.

    ResponderEliminar
  25. MARAVILLOSO, POR LA LABOR Y LA SATISFACCIÓN PERSONAL DE CADA UNO DE ELLLOS, LA OBRA ES EL BROCHE FINAL, PERO LO QUE VIVEN ANTES DE ESTA, ES UNA HERMANDAD PRECIOSA.
    MI ENHORABUENA PARA TODOS ELLOS.

    ResponderEliminar
  26. Ochan, bienvenido a este rincón y muchas gracias especialmente por tu comentario. Tenéis una cosa muy bonita en el pueblo, no dejéis que se pierda.
    Saludos

    ResponderEliminar
  27. Así lo pienso yo también, Reme: el estreno de la obra es la guina del pastel, pero es importantísimo todo lo que hay detrás.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Enrique, que me pierdo en el orden de las respuestas!
    ¡Arriba el Telón! Y por muchos años. Afortunadamente, creo que tienen una base muy bien asentada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Xibeliuss, enhorabuena por tu blog, por su forma, por la ilusión que desprende, y por su intención de extender Sanabria hasta los confines del mundo.
    Y, esta vez, especialmente, gracias a Juno por contar lo que se cuece en la escuela de los niños, en el Chano, en la era de Pura, en el Barrioseco, en el Prao del Toro, en el Bar de Luis, en Carrucedo, detrás de la Iglesia, en el Barreiro, en Trefacio.
    Tenemos un tesoro con el teatro del pueblo.

    ResponderEliminar
  30. ¡Hasta el infinito y más allá! ;-)
    Que bella imagen nos dejas, quemilpalabras: un pueblo tomado por el teatro.
    Bienvenida.

    ResponderEliminar
  31. Pues a por otros veinticinco años mas por lo menos.

    Tener un grupo de teatro en un pueblo es una cosa grande, no solo por el grupo en si qu etambien, sino porqu etodo el pueblo se suele reunir a presenciar las obras de teatro que se representan y es una buena ocasión y un buen pretesto para salir de casa y ver a los paisanos.

    Un abrazo
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  32. Sí, Abi: Y, como ves, todo el pueblo lo asume como cosa propia. ¡Bien orgullosos -con razón- están!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. galadriel21/4/10 16:34

    Me encanta...me encanta que se valore tanto algo que nos cuesta cada año, pero a la vez nos hace disfrutar del verano, y vernos las caras al menos 4 horas al dia todos juntos..:)

    ResponderEliminar
  34. ¡Seguro que acabáis recordando más el disfrute que lo que pueda costar arrancar!
    Saludos y bienvenido a este rincón, Galadriel

    ResponderEliminar
  35. Que gustazo que existan personas así y que lujo conocerlas.

    ResponderEliminar
  36. Al igual que Juno y Ochan también formo parte de ese grupo de teatro.
    Voy a intentar, con un cuento, una metáfora, con un sentimiento, contaos el secreto de la prolongación en el tiempo de este proyecto.
    Hubo una vez en un pueblo, allá por la Sanabria profunda, un grupo de nativos, consortes y foráneos, liderados por un personaje entrañable y unidos por el amor, el cariño y la amistad. Se disponen, después de agotar los plazos que limita la fecha límite, las siete de la tarde de cada uno de los 15 de agosto, representar “el Pao del toro” alguna obra de teatro , no importa el género, el autor, el titulo…. Que mas da Moliere, Vallejo, Casona, Lorca….. El objetivo es llevar el mensaje de estos a sus paisanos.
    Llegan los nervios, las tilas, las copas, el que no me lo sé, apúntame Pura, las chuletas en el tablao, en la mesa, en los telones… etc.
    Cuando se hubo abierto el telón, todos y cada uno de nosotros fuimos creciendo, creciendo, a las siete de la tarde, hasta fundirse en el personaje ser el personaje y proyectarnos hasta el exterior del escenario y así convirtiéndonos en el medio de transmisión del autor, en teatro.
    Fuimos, Niño, Coro, Lavanderas, Pepe el romano, Bernarda, Don Marcelo, Sr. Monrreal……… ¡Adiós Bernarda enhorabuena¡ dicen unos, ¡Adiós Don Marcelo! dicen otros.
    El sentir esos momentos, esa fusión ese confundirnos con el personaje, no se puede explicar con palabras y ese mismo sentimiento es el que nos hace seguir y justifica nuestra continuidad……… y existencia.

    ResponderEliminar
  37. Muchas gracias por la visita, Madison. Bienvenida

    ResponderEliminar
  38. Hermoso comentario, FEZ. Como el de todos los implicados que han escrito y el mismo texto de Juno ¿Qué mas decir que no se haya dicho ya? Tenéis algo muy, muy grande. Merece la pena.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  39. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...


    AFECTUOSAMENTE
    DIAS EN SANABRIA


    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CHOCOLATE, EL NAZARENO- LOVE STORY,- Y- CABALLO, .

    José
    ramón...

    ResponderEliminar
  40. Que hermosa iniciativa aquella del año 82 y que entrañable que aún perdure a pesar del tiempo transcurrido. Hechos así demustran como el tezón e interés que se les pone a determinados emprendimientos pueden contra cualquier adversidad.

    Que siga así por muchos años.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  41. Un saludo, José Ramón, y bienvenido a este espacio.

    ResponderEliminar
  42. ¡Solo hay que leer los testimonios que han dejado en esta entrada para ver lo orgullosos que están!
    Un abrazo, verdial

    ResponderEliminar

Siéntase libre de comentar si es su deseo.
Las aportaciones son siempre bienvenidas, en ningún caso obligatorias.
Gracias