6 abr. 2010

Promesas, Promesas...



No sé en otros lugares, pero aquellos que en estos días visitaron Sanabria y Carballeda pudieron comprobar que la siempre libérrima Natura decidió posponer la primavera aún un poco más. Un clima ciertamente adverso provocó que esos brotes verdes que tan vigilados tengo no abandonaran todavía su refugio; así también le sucedió a los viajeros, que tal vez no pudieron disfrutar de esta tierra en todo su esplendor.


Otros, tal vez, hallaron lo que no buscaban, pero que no dejan de formar parte de nuestros placeres cotidianos. Las tardes se convirtieron en verdaderos remansos de tranquilidad. En la hospedería, por ejemplo, aquellos que en la mañana habían batallado infructuosamente contra los elementos encontraron cobijo junto al fuego de la chimenea y el amparo de su biblioteca. Nadie encendió la televisión. Sonaba, eso sí, música de Bach, de Hendel, de Mozart... Espero que más de uno de los invitados pudiera llevarse de contrabando algo de esa paz que se enseñoreó de los llares de la comarca.


Pero la promesa de la primavera sigue ahí. Agazapada, esperando. Si supiera con cuánta ansia se la espera...


Pd. La flor (Amarilis) como veis no es precisamente silvestre, pero es la que tenía más a mano para retratar los momentos de su llegada al mundo.
Pd2. Como suele pasar, a partir del domingo de Resurrección estamos disfrutando de un tiempo excelente.

32 comentarios:

  1. La imagen pausada y bella de un nacimiento. Parece que esta vez Perséfone se ha resistido un poco pero sus primeros pasos ya se dejan sentir por estas latitudes. En esta ocasión el viaje me llevó a mi tierra natal -Asturias- pero estoy deseando que mayo me devuelva a Carballeda. El viaje siempre es inesperado y a veces nos regala momentos que con los que no contábamos. Es el caso de esas tardes lluviosas junto a la chimenea, Bach envolviendo las pavesas y el mundo tras los cristales. Un abrazo y un despertar

    ResponderEliminar
  2. Imagino el ansia tras este largo y duro invierno, los huesos oxidados, la mirada gris por la falta de los amables rayos del sol... Y desear que todo despierte, bichos, flores, vida, gente. (Y viajeros)
    (Aquí ya pican con ansia los mosquitos, y pulgas y garrapatas se dan buenos almuerzos.)
    Apetece pasarse unos días por esa hospedería. Yo soy de las que no paran en casa, hay tanto de qué disfrutar en la calle! Pero volver con el cuerpo cansado, sentarse en medio de esa paz y tomar unas viandas sanabresas..., debe ser todo un placer!
    (Por cierto, no he visto nada al respecto, se admiten perros?)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Fascinante proceso fotográfico!

    ResponderEliminar
  4. Y yo añadiria que la pureza de estas fotos son encantandoras, para alguien como yo que no le salen muy bien. Bendita primavera!!
    Me alegro de tu vuelta, un abrazo Xibeliuss

    ResponderEliminar
  5. Hola Xibelius, esto si que es ver nacer una flor casi en directo. Yo no hubiera tenido paciencia jajajajaja.

    Un abrazo y a disfrutar del buen tiempo por esas tierras.
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  6. Mis mejores recuerdos de viajes no son de desplazamientos a otro lugar para hacer cosas, sino viajes a ver que me encuentro. Está bien informarse y preparar, pero dejarse llevar está casi mejor.
    Un abrazo, alicia

    ResponderEliminar
  7. Sí, aquí ya llegan los insectos, las flores, la hierba revienta... pero aún lo queda un paso. Si se mantiene el sol unos días más esto va a explotar ya mismo.
    Un abrazo, Transi

    ResponderEliminar
  8. Era algo que tenía muchas ganas de hacer.
    Gracias, Logio

    ResponderEliminar
  9. Yo también me alegro de estar de nuevo por aquí.
    Un abrazo, Arena

    ResponderEliminar
  10. jejejeje Abi, no pienses que estuve los seis días pegado a la flor!!! La tenía a mano, cuando pasaba junto a ella: zas, foto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Me encanto la serie de fotos de la Amarilis, no todas las flores pueden ser salvajes, seria lo ideal... no se su flor, pero las mias adornan un oasis entre la selva de cemento.
    fue una grata sorpresa encontrarle.

    saludos.

    ResponderEliminar
  12. pues yo estuve siguiendo el viejo proceso cara a la derecha / cruz a la izquierda y en algún momento parecía que iba a enfilar hacia Sanabria ;-) Me alegro que los huéspedes pudieran encontrar una paz que si no supieron disfrutar si que sabrán añorar de ahora en adelante.

    ResponderEliminar
  13. La primavera que la sangre altera y las alergias despierta...

    mi conjuntivitis y mi rinitis os saludan jejeje... pero a pesar de todo es muy bonita ;)

    ResponderEliminar
  14. Bienvenida a este rincón, Afrodita. Yo tengo el privilegio de vivir en un entorno más natural; pero, aún así, intento que tampoco falten flores dentro de casa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Es un buen método para viajar, Amio. Aunque temo que te hubiese sido complicado encontrar alojamiento en los días más álgidos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Jjejeje, José Luis, si es que nunca llueve a gusto de todos...
    Aquí es especialmente duro el polen de los chopos. Durante unos días nos trae a todos matados.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Deliciosa serie de fotos, Xibeliuss.

    La Primavera no tardará. Siempre vuelve. Aunque a veces se haga la remolona.

    Abrazos.

    PD: Habrá que visitar esa Hospedería. Me resulta muy atractivo lo de biblioteca y buena música clásica.

    ResponderEliminar
  18. Monsieur, hermoso. Las imagenes retratan una vida por capitulos. Son como una biografia de la flor.

    Espero que usted haya quedado ya mas desocupado.

    Feliz ecuador de la semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  19. Promesa significa que hay algo que aún no ha llegado pero que lo hará. La primavera está tardando mucho este año. Aquí, en Tarragona, hemos tenido un tiempo excelente en semana santa, sin embargo hoy hemos despertado con un día lluvioso y frío.
    Un beso grande, que todo llegará!

    ResponderEliminar
  20. Enrique, que gusto leerte de nuevo. Sí, la primavera ya está ahí. Estos días de sol están teniendo efectos espectaculares. Los mostraré pronto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Madame, acierta usted de pleno: "Biografía de una flor" hubiese sido un gran título.
    Vuelvo poco a poco a la normalidad, aún bastante entretenido pero al menos con tiempo para ir recuperando lo atrasado.
    Feliz día.

    ResponderEliminar
  22. Un abrazo, carolina. Ya he visto que has seguido con tu Ran, ardo en deseos de poder sentarme tranquilo y disfrutar los nuevos capitulos.

    ResponderEliminar
  23. Bonita y original entrada,lo de que hace bueno despues ya es un clasico,esperare esas fotos primaverales,aunque se me esta insistiendo mucho en preparar una escapada por aquellas tierras....
    Vi tu comentario donde Varo,la presentacion fue emocionante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Xibeliuss...

    Ya estoy de regreso tras las vacaciones querido amigo. Ya tenias ganas de leerte de nuevo.
    La primavera siempre llega, aunque Sanabria es bella cualquier día del año, es un paisaje inconmesurable. Por supuesto que deseamos que el calor del sol abrigue nuestros cuerpos, que haga florecer esas flores que con tanto cariño (y profesionalidad) nos muestras, pero todo llega, y espero que sea pronto, asi como pronto espero ir a Sanabria de nuevo, porque es de esos lugares en los que va uno en la vida y debe repetir. Se lo pide el cuerpo y el espíritu.

    Un fuerte abrazo¡

    ResponderEliminar
  25. La que pasaba en silencio7/4/10 22:32

    Silvestres y por Pascuas... Pascuillas... Esas simples y amarillas que empiezan a dar brillo a las verdes praderas... Yo ya las he visto y como siempre en Domingo de Resurreción...

    Excelente elección la secuencia del brote de la Amarilis para anunciar la tardía primavera sanabresa, mientras las veías me parecia escuchar a Vivaldi...

    ResponderEliminar
  26. Hola Xibeliuss!
    Tranquilo, que la primavera siempre llega.
    Por aquí también anda un poco retrasada, pero la cosa promete...
    Un abrazo.
    Varo.

    ResponderEliminar
  27. Si puedes, fosi, aguanta un par de semanas. Creo que será suficiente para encontrar la explosión.
    Me hubiese gustado mucho estar en la presentación de Varo, me alegro que todo haya salido bien -no tenía dudas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Bienvenido en tu regreso, Félix! Yo, como ves, ando todavía un poco a trompicones en mi aterrizaje en la normalidad. Me reincorporo poco a poco.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. ¡Pascuillas! Un hermoso nombre que no conocía. Si son las que pienso, ya aparecieron por aquí hace un tiempo: http://photoxibeliuss.blogspot.com/2010/03/despues-de-la-tormenta-perfecta.html
    Jjejeje, Sí, parecen sonar Vivaldi o Stravinsky...
    Un abrazo, la que pasaba en silencio

    ResponderEliminar
  30. Si que promete, sí. Y está ya ahí, a la vuelta de la esquina.
    Saludos, Varo. Ya vi que todo ha ido bien.

    ResponderEliminar
  31. Hola Xibeliuss muchísimas gracias por seguir mi blog.
    Fantásticas exposiciones ,donde poco a poco la primavera hará gala de sus escenarios coloridos y llenos de vida .
    Ha sido un placer .
    Un saludo .

    ResponderEliminar
  32. Loli, el placer por seguir tu hermoso blog es mío. Bienvenida a este rincón.
    Saludos

    ResponderEliminar

Siéntase libre de comentar si es su deseo.
Las aportaciones son siempre bienvenidas, en ningún caso obligatorias.
Gracias