28 mar. 2010

La Requejada


Entre las alturas del Cerro de San Juan y el de la Marra Alta, a caballo entre Carballeda y Sanabria, se extienden las tierras de la Requejada. Una personalidad propia, definida tal vez por el cauce del Río Negro que nace un punto al norte, cerca de la Peña que le da nombre ya en las estibaciones de la Cabrera. Paisajes amplios en los que las montañas se desperezan hacia la llanura, salpicados en el presente por pinares de origen foráneo.


Nuestro paseo nos conduce hoy a los pueblos: Doney, Santiago, Rosinos. La mirada se fija en las piedras trabajadas por cuidadosas manos hasta sacar a la luz las sierpes, felinos o rostros que custodian en su interior. También en sus ornamentos pintados o en sus corredores, ferreas defensas frente al invierno. En la obra humana, esta vez.


Así nos obligamos a un pronto regreso para buscar sus caminos y riberas.
No ha de tardar.


_ - * O * - _

Se avecinan días muy complicados para mí y de asueto para muchos de ustedes, por lo que me temo que estaré ausente hasta el final de las vacaciones. Intentaré estar presente en lo posible, pero, por si acaso, me despido mientras dure la Semana Santa. Disfruten todo lo que puedan.

24 comentarios:

  1. Monsieur, ya que tiene que trabajar, espero que al menos el trabajo sea placentero. Sin duda lo será, y además volverá usted cargado de buenas imagenes e inspiracion.

    Felices pascuas.

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Aún trabajando feliz semana... Nos quedamos paseando por la Requejada a la espera de nuevos fragmentos de Sanabria y Carballeda. Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  3. Siempre ando buscando en las casas detalles como los que nos ofreces hoy. La segunda foto me ha encantado.
    Que el trabajo de estos días sea fructífero. Ánimo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Madame. Tengo la suerte de que mi trabajo sí me ofrece en general grandes satisfacciones.
    Intentaré asomarme todo lo que pueda.
    Feliz tarde.

    ResponderEliminar
  5. Según las marras, la Requejada está incluida en Sanabria. Pero no es menos cierto que, aunque sin grandes diferencias, sí que mantiene una peronalidad diferenciada.
    Un abrazo, alicia ¿no vienes por aquí estas fechas?

    ResponderEliminar
  6. La segunda foto es de Santiago de la Requejada. Al lado están los felinos de los que hablo y otras cuantas figuras. Siempre es un placer encontrar estos detalles, o una estela romana, o un millardo incrustado en una pared de casa. ¡Y los encuentras!
    Un abrazo, desbrozador. Buenas vacaciones.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, en los tiempos que corren trabajar es un lujo y más haciendo lo que te gusta, disfrutaló!!.Hoy me he acordado de ti y de este blog viendo la 2 de TV, ha salido la Sierra de la Culebra y los corralones para proteger a los animales del lobo que posteriormente han hablado de él... y me he sentido como en casa, jeje. Ah, y me gusta mucho la 5ª foto, ese color azul rompe bastante, como la farola de la última foto. En verdad me gustan todas, solo que esas dos que señalo me han llamado más la atención.
    Un abrazo Xibeliuss

    ResponderEliminar
  8. Hola Xibelius, buen paseo por las Requejadas y unas imágenes fantásticas que meuestran el sabor de un lugar con identidad propia.

    Un abrazo y trabaja solo lo necesario, jajajaja.
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  9. La que pasaba en silencio28/3/10 23:18

    Jeje!!! Que alegría que me has dado Xibeliuss..., te has acercado un poquito más a la parte materna de mi corazón, que es carballesa, la parte paterna es más sanabresa. Mi familia es como la diáspora, se extiende por multitud de rincones de ambas comarcas..., sí, así soy de afortunada... Bueno alguna vez he leido que has mecionado rincones muy particulares: Carbajalinos, Monterrubio, Villarejo, Gusandano... Te recomiendo que cuando puedas tomes la carretera que une los dos primeros y contemples el paisaje que se ofrece... Todo el Valle de Sanabria a tus pies el línea recta sin encontrarte nada más que con las montañas que rodean el lago al fondo. Si tienes la oportunidad de hacerlo cuando se pone el sol en los meses de mayo y junio, con toda la inmesidad de este paisaje, el silencio que lo inunda todo (espero que este año pueda ser interrumpido por el ruido de los batracios), te encontrarás con una muy grata experiencia, que incluiso podrías animarte a compartir ;) Bueno, ánimo y fuerzas para afrontar la corta temporada que llega, que seguro como dices también disfrutarás ayudando a descubrir nuestra tierra a nuevos ojos. Un saludo muy especial.

    ResponderEliminar
  10. Hoy me he dado una vuelta en moto acercándome a tu tierra. Crucé el Esla por Puente-Quintos. Llegué hasta Tábara y de ahí marché a Ferreras (de Arriba). Me acordé de ti cuando tomaba despacio las curvas.
    Varo.

    ResponderEliminar
  11. Da gusto ver como en una arquitectura meramente funcional se colaba un hueco para la estética y el ornato....

    Saludos y Feliz Semana

    ResponderEliminar
  12. He visto un trozo de programa de refilón, me imaginé que sí saldría la Culebra pero no me pude quedar. Tenía buena pinta.
    El azul es uno de los colores favoritos en muchos pueblos de Sanabria y Carballeda para pintar los balcones o incluso las puertas.
    Un abrazo, Arena

    ResponderEliminar
  13. Eso intentaremos, Abi!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Ayer hizo un buen día para sacar la moto por ahí. Me imagino que le dedicarias algunos minutos a la torre de Tabara, no?
    Saludos, Varo.
    Y suerte en la presentación

    ResponderEliminar
  15. Al fin y al cabo, el afán estético es universal, cada uno según sus medios y posibilidades. Siempre se encuentra un sitio para algo "que quede bonito".
    Saludos, José Luis. Y feliz semana

    ResponderEliminar
  16. Hola Xibeliuss, esos parajes los tengo poco recorridos, donde mas he ido es a Escuredo. De todas formas en muchos casos que vi, las piedras ornamentales de valor venían de otras construcciones, he visto entradas a cuadras donde las piedras usadas venían de un antiguo monasterio del que las generaciones y el tiempo borraron su historia. Bueno me voy “pal pueblo” y allí no tengo internete, solo si le doy la paliza a un amigo.
    No se del trabajo que habláis pero es de desear que no te agote.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. ¡Me he saltado el orden de contestaciones! Discúlpame, la que pasaba en silencio.
    Conozco el camino del que hablas: es una gozada, como también contemplar las extensiones de la Carballeda desde el Cerro de San Juan, o la Marra Alta (o la Peña del Castro o el Muelo...) Es un secreto a descubrir. Si buscas en el archivo del blog encontrarás unas cuantas entradas más centradas en la Carballeda y tengo en mente hacer una en condiciones sobre los pueblos de la Encomienda, que también conocerás. ¡Hay tantos rincones que recorrer!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Así es, Juno. Piedras del monasterio de San Martín yo creo que hay por toda la comarca: en tu municipio hay unas cuantas!
    Escuredo es otra pequeña maravilla -que este año se ha pasado casi todo el invierno cubierto de nieve.
    Que disfrutes las vacaciones y el tiempo acompañe -por lo menos un poco!

    ResponderEliminar
  19. Que pases unos buenos días de asueto, querido Xibelius. Yo, por de pronto, me quedo con esas hermosas fotos de tu tierra y tus líneas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. El asueto no es para mí, Carmen, pero intentaré disfrutar cuanto pueda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Me impresionaron las fotografías, mucho!
    Por cierto, te comprendo, yo también tengo ahora mucho trabajo, mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Decirte que como siempre me ha encantado la entrada, tanto por el texto como por las fotos (lo que yo daría por estar ahí), y que disfrutes lo que puedas dentro de tu trabajo en estos días.
    Te esperamos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Voy a estar unos días fuera (de vacaciones, por suerte) y voy a dejar aparcado el mundo bloggero por una semana. Dentro de nada estaré de nuevo lista para retomar la amena lectura de tu blog.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  24. Te has marchado no sin antes regalarnos un bello viaje de imágenes y palabras.
    Esperamos tu vuelta para seguir viajando a través de tu mirada.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Siéntase libre de comentar si es su deseo.
Las aportaciones son siempre bienvenidas, en ningún caso obligatorias.
Gracias