15 abr. 2010

Galende, Municipio: Notas para un Artículo

Ribadelago, de 1923 a 2010
¿Todos los caminos conducen al Puente o acaso el Mercado está en el cruce de todos los caminos? Es difícil saberlo. Kruger, en su estudio sobre la cultura sanabresa de principios del S.XX, ya referenciaba la feria de los lunes como uno de los momentos más importantes de la vida cotidiana de los pueblos. Es posible que la actual tenga poco que ver con la que conoció el filólogo alemán, pero, aún así, el mercado semanal sigue siendo un hervidero de paisanos y visitantes, sobre todo en los meses de verano. Además, El Puente se ha consolidado como uno de los centros económicos y de servicios de la comarca. Establecimientos de hostelería, comercio, industria y ocio; eventos como la Concentración de Motos -en Julio- o la Feria de Artesanía -en Agosto- y su situación en la carretera de acceso al Lago hacen que la visita sea inexcusable.
Mercado del Puente
El crecimiento del Puente lo ha llevado a unirse prácticamente con Ilanes, en la orilla del Truchas. Cuenta con un albergue juvenil situado en un bello paraje de robles y castaños, que también acoge una ermita de gran devoción. Un corto paseo por esa misma arboleda os acercará a Rabanillo, con su iglesia dedicada al Cristo de las Necesidades y estimables muestras de arquitectura popular. Cuenta la tradición que las tropas napoleónicas utilizaron el pueblo para abastecerse, e incluso hay quien dice que sigue en pie alguno de los establos donde recogieron sus caballerías. Yo lo intenté, pero no los he encontrado. En sus inmediaciones, en Monte Gándara, se sitúa la nueva Casa del Parque Natural, edificio de llamativa construcción que ha de convertirse en el espacio de referencia para la comprensión de la naturaleza en la comarca. Desde allí, siguiendo la carretera del Lago, llegáis hasta la ermita de Cubelo. El pueblo se extiende a vuestra derecha, bajando hacia el Tera. No penséis que es solamente la urbanización a la izquierda de la carretera.

Monte Gándara
Galende, la capital del municipio, fue posiblemente el pueblo pionero en el aprovechamiento turístico del Lago. Junto a los campings, las cabañas, los alojamientos de turismo rural, alberga innumerables segundas residencias y los servicios necesarios para la comodidad del visitante, pero también guarda rincones que nos muestran el ayer del pueblo y bellos caminos tradicionales, tanto junto a los ríos Tera y Trefacio como por los robledales que llevan a Ilanes, Quintana, Rabanillo…

Caminos en Galende
O hacia Pedrazales, que comparte con Galende el hecho de marcar el límite sudeste del Parque Natural. Pedrazales es un hermoso pueblo de intrincadas callejas y frondosos árboles, muy vinculado en la antigüedad al Monasterio de San Martín: allí mantuvieron los monjes una hacienda donde recaudar los tributos de la comarca, cuando el invierno complicaba el acceso a San Martín. Siguiendo el cauce del Forcadura hacia la sierra llegamos a Vigo (de Sanabria, por supuesto): os ofrecerá algunas estampas que parecenextraídasde un belén. Quizás el hecho de haberse incorporado más tarde al desarrollo le ha permitido mantener mejor el sabor tradicional.

Castaño en Pedrazales
San Martín de Castañeda es, posiblemente, el pueblo que ofrece unas vistas más espectaculares sobre el Lago. Su importancia en la historia de Sanabria y Carballeda es fundamental, no en vano su Monasterio, que hasta ahora ha albergado el Centro de Interpretación del Parque Natural, fue titular de propiedades y derechos en toda la comarca. El San Martín de hoy poco tiene que ver con el retratado por Unamuno o aquel que visitó Alejandro Casona con sus Misiones Pedagógicas; tampoco con la Casa de Reposo para tuberculosos, reconvertida en Albergue de Juventud. Siguiendo la misma carretera llegamos a la Laguna de los Peces, el lugar de mayor altura del Parque al que podemos acceder por carretera y, así, uno de los más visitados, tanto por sus frecuentes nevadas en invierno como por ser punto de partida de numerosos senderos de montaña. De allí, por ejemplo, parte la más conocida ruta a Trevinca, el techo conjunto de Galicia y Zamora.

Nieve en Peces
Los monjes de San Martín utilizaban un intrincado camino, hoy conocido como Senda de los Monjes, para bajar hasta Ribadelago, tristemente famoso por la rotura de la presa de Vega de Tera que costó la vida de la mayor parte de su población en 1959. El pueblo se ha esforzado por honrar la memoria de las víctimas y también por demostrar que es posible sobrevivir a cualquier situación, por dura que sea. No penséis que desapareció todo: en lo que podemos llamar su casco antiguo hay casas que se mantienen inmutables en el tiempo. Su emplazamiento, en la misma embocadura del Cañón del Tera, es espectacular y en sus inmediaciones se sitúa uno de los bosques autóctonos mejor conservados de la comarca: la Beseda, en el camino que parte hacia Sotillo.
 
San Martín
Para dar cobijo a los supervivientes de la tragedia se erigió Ribadelago Nuevo, antes llamado de Franco. Su arquitectura se aleja de la tradicional de la zona y emparenta directamente con las casas del Plan Badajoz, no en vano dicen que fueron utilizados los mismos proyectos de construcción. Es el pueblo más cercano a las populares playas del Lago (Viquiella, Custa Llago) y así proliferan los bares, cafeterías, restaurantes y alojamientos donde descansar de nuestras jornadas de baño.

Ribadelago Viejo
Si visitáis Sanabria y Carballeda es difícil que no acabéis en alguno de los pueblos del municipio de Galende, de una manera u otra. Es cierto que su temprana explotación turística ha causado algunas actuaciones cuando menos conflictivas. Hay que recordar que, en los años 70, se publicitaba al Lago como “ El Mar de Castilla”, nada menos, como si fuésemos una sucursal del Torremolinos del landismo en la Sierra Segundera. Afortunadamente, la concepción ha cambiado radicalmente y hay una firme voluntad de cuidar tanto al viajero como al entorno, que deben ser complementarios y no excluyentes. Y no olvidemos que ese primer aprovechamiento turístico permitió al municipio el asentamiento de servicios y pequeñas industrias que, sumados a las tradicionales agricultura y ganadería, han mantenido su población en niveles razonables.

Rabanillo, llegando desde Ilanes
Ver Mapa


Fotos: Xibeliuss, excepto la nº1: F.Krüger

37 comentarios:

  1. Qué maravilla de paseo! Lo mejor es dejarse llevar por el laberinto de caminos sanabreses. Pequeñas carreteras, multitud de pueblos y sendas vecinales. Todos los años intento visitar alguno nuevo (el año pasado fue San Ciprián, otro Lanseros). Bellísima la comparativa de balcones al tiempo. Cuántas lluvias habrán bañado esas tablas!
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  2. Hola Xibelius, menudo documental que te has marcado, sobre la zona de Sanabria. Recuerdo de joven lo del Mar de Castilla y sus campañas publicitarias.

    Que buena manera de dar a conocer estos parajes que por otra parte son estupendos para pasar unos días en tranquilidad y disfrutando de las gentes del lugar y de la Naturaleza en todo su expelndor.

    Un abrazo
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  3. Envidia sana me da ver esos parajes tan verdes que aquí en Extremadura carecemos de ellos. Algo en la parte norte, pero poco más. Por eso es de agradecer artículos como el tuyo para dar a conocer tierras españolas a las que hay que ir a visitar. Y muy bien documentado por cierto.
    Las fotos geniales.

    ResponderEliminar
  4. También pienso que es la mejor manera de conocer esta tierra: pasear de pueblo a pueblo, andar por los caminos por los que andaba la gente. Muchos de los viajeros vienen con la intención de las grandes rutas, a veces sin estar demasiado preparados, y se pierden grandes lugares.
    Un abrazo, alicia

    ResponderEliminar
  5. No llegamos al nivel de Cuba, pero por aquí todavía te encuentras inmaculados Seat 124, 1500 o Renault 6 con la dichosa pegatina del Mar de Castilla, jejeje
    Un abrazo, Abi

    ResponderEliminar
  6. Bueno, la parte norte de Extremadura también es muy verde! Gracias por los piropos, Logan, Lory.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Todo un lujazo perderse por estos parajes que paracen sacados de un cuento antiguo. La fragacia de ese verdor eleva el espíritu de manera insospechada.
    Mis felicitaciones por tan magnífico trabajo y tan hermosas fotografías.
    Que no se pierda nunca este entorno.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Magnífico repaso "Completito"

    me gusta especialmente la primera imágen del antes y después... luego verás porqué.

    ResponderEliminar
  9. Ay! Sí, lo grande que tenemos es que incluso en municipios tan "modernizados" como éste, el ambiente de cuento siempre está ahí. A veces abarca todo, como en sus bosques y caminos, y otras veces hay que buscarlo en los rincones de los pueblos; pero está.
    Un abrazo, Babbilonia

    ResponderEliminar
  10. Espero con imapaciencia, Amio. Me consta lo bien que se te da el tema.

    ResponderEliminar
  11. Muy buena guía!!! así no nos dejaremos nada por visitar...

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Uau!! vaya paseo, es como para perderse (pero no por falta de indicaciones) para luego encontrarse.
    Tengo que ir, tengo que ir , tengo, que ir....
    Un abrazo Xibeliuss

    ResponderEliminar
  13. Uf, qué preciosidad de paisajes! Me están entrando unas enormes ganas de coger la maleta e ir corriendo (bueno, llegaría un poco cansada) para allá.
    Tengo que pensar muy seriamente en ir a Sanabria de vacaciones.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Ay que me ha robado el corazon esa foto que titula "caminos en Galende". Parece directamente sacada de un cuento de hadas!

    No desista con lo de los establos de las tropas de Napoleón, monsieur. Qué subidón sería verlo a usted un día en las noticias, muy sonriente al lado de un reportero y dando cuenta de su descubrimiento!

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  15. Siempre me han gustado los pueblitos, este fin de semana lo voy a pasar recorriendo algunos, tambien si corro con suerte y con buena luz traere fotos...
    Me ha gustado mucho el paseo, tanto el verbo como las graficas, voy a seguir leyendote porque estoy segura que el dia que los vaya a visitar voy a servir de guia turistica yo miama...
    un abrazo♥

    ResponderEliminar
  16. Como digo, si vienes a Sanabria raro es que no pases por alguno de sus pueblos: no queda otro remedio!
    Saludos, José Luis

    ResponderEliminar
  17. Sé que vendrás, Arena. No tengo dudas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Yo tengo también pendiente un viaje hacia(cerca de)tu tierra. Se lo debo a unos amigos y estas deudas no pueden olvidarse. ¡Espero que no nos crucemos!
    Un abrazo, Carolina

    ResponderEliminar
  19. Madame, esos caminos conducen al corazón de la Majada de Ilanes, un robledal espectacular. Y en Quintana se puede ver la cantera de donde salió la piedra para el Monasterio de San Martín -y para la mayoría de los pueblos cercanos, claro.
    Jjejeje Yo también me veo muy sonriente en las noticias... para que no se note que le estoy tomando el pelo al reportero.
    Feliz tarde

    ResponderEliminar
  20. Pueblitos, sí. Aquí en la comarca el más grande no llega a 2000 h. La mayoría no llegan a los 100.
    Ahora, si quieres hacer de cicerone en tu viaje, ten en cuenta que hay mucho, mucho por ver!
    Un abrazo, Afrodita

    ResponderEliminar
  21. Maravilloso paseo y preciosa tu tierra Xibeliuss.
    Nadie podrá negar el cariño que le tienes y lo orgulloso que te sientes de ella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Jejeje Tu tierra tampoco se queda atrás en belleza y en el amor que muestras por ella!
    Un abrazo, Tejón

    ResponderEliminar
  23. Otra vez has conseguido que se me remueva el cuerpo pensando en un viaje a Sanabria.
    Estupendo embajador. Al final vas a conseguir que vayamos todos los que te leemos.

    Las fotos de lujo. Como siempre.
    Muy buena la comparativa con la foto de Kruger.


    Abrazos.

    ResponderEliminar
  24. Y eso que solo son unas notas para un artículo, a ver cuando llegue este.

    ResponderEliminar
  25. Un buen paseo el que nos ofreces por la comarca, la naturaleza y por esos pueblos llenos de gentes que tienen tantan cosas interesantes que contar.
    Gracias por ese recorrido y trasladarnos por un momento a esa nuestra tierra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Claro, Enrique: pasas un tiempo alejado de los blogs y te libras de mi mala influencia :)
    Sé que es prácticamente imposible pero:
    ¿Te imaginas una quedada con todos?

    ResponderEliminar
  27. Jjejejeje. Es que este municipio tiene unos cuantos pueblos, y todos con algo que decir.
    Saludos, Logio

    ResponderEliminar
  28. Gracias a ti, Moldon. Es la labor que he cogido y disfruto mucho con ella.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  29. Bien Xibeliuss, estoy de acuerdo con algún comentarista en lo difícil de conseguir dos momentos tan separados en el tiempo, pudiéndolos identificar en las dos primeras fotos.
    El Mercado nunca me gustó, si los recuerdos de pequeño cuando se trataba el ganado y los productos de la tierra directamente de productor a consumidor. Estas ferias son igual aquí y en Benidorm, en esta foto tres son de Trefacio y dos de mi familia. Galende es muy bonito como municipio. En “Lagunapeces” no están así las cosas, en Semana Santa subí y si no sabes que hay una laguna te metes dentro, estaba absolutamente blanco todo el entorno con ella incluida.
    Ahora si se del trabajo que te venía, he tenido que recurrir a mis medios informativos y detectivescos.
    A todos saludos

    ResponderEliminar
  30. Cierto, Juno. Por mucho que aún se vea algún paisano vendiendo sus habones, el Mercado del Puente no deja de ser un rastrillo como tantos otros. Yo también recuerdo la feria de animales, pero de esas ya sólo nos queda la de Porto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  31. Anónimo17/4/10 7:51

    Me esta entrando una envidia ( SANA ) por no poder estar hay. Gracias por contarnos todo lo que pasa en Sanabria. Este verano tendre mucho que hacer.Hasta pronto. OTRA QUE PASABA EN SILENCIO.BESOS.

    ResponderEliminar
  32. Bueno, ahora llevamos un par de días de lluvias de abril. Son necesarias, claro, pero anda todo un poco más gris.
    Un abrazo, Otra que pasaba en silencio (Caray con los nicks largos)

    ResponderEliminar
  33. QUE BIEN, QUE BIEN ME LO HE PASADO, TENDRÍAMOS QUE HACER UNA REUNIÓN DE BLOGUEROS EN TU TIERRA, SERÍA MARAVILLOSOOOOOOOOOOOOOOO
    BESINES, GUAPOOOOOOOO

    ResponderEliminar
  34. ¡No estaría nada mal, Reme! Aunque, siendo realistas, lo veo casi imposible.
    Por lo tanto ¡Hay que pedirlo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  35. Un buen paseo por los pueblos que rodean el Lago, centro y articulador de la comarca. Recuerdo de mi viaje por tus tierras, Xibeliuss, perfectamente el pueblo de Sanabria y el monasterio de San Martín de Castañeda y su centro de interpretación. Me pones los dientes largos y acrecientas mis deseos de volver a visitaros.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  36. Sí, el Lago y Puebla forman el eje más conocido de Sanabria... pero ya hemos visto que tampoco se pueden dejar atrás toda la Carballeda ni la zona de la Alta Sanabria (la zona de Hermisende, Porto, etc) Quizás no tengan un centro de interés tan marcado como el Lago, pero esconden lugares también maravillosos.
    Un abrazo, Carmen

    ResponderEliminar
  37. Hola , buenos dias ¿ alguien me puede decir que pasa con Cubelo ? ¿ como no venimos en los mapas no tenemos derecho a salir en fotos Ó como va esto ? , y respondo al mensaje donde se hablaba de coches Ó algo asi , en cubelo no hay muchos coches viejos , pero está el seat 127 de mi padre aunque tampoco está siempre hay por que también se mueve y evidentemente en rabanillo entre otros coches están los 2 seat de mi vecino pablo por que tiene en un garaje un 124 de cinco puertas y en la calle un seat marbella y son las joyas que hay en rabaillo , sin olvidar los ford como el de fiqui y el de martin que son coches bien cuidados y son también de cubelo , aunque el ford de fiqui tira más a rababnillo .- PD : evidentemente hay más coches , pero mejor venir a verlo quien quiera hacerlo .- Un Saludo XD .

    ResponderEliminar

Siéntase libre de comentar si es su deseo.
Las aportaciones son siempre bienvenidas, en ningún caso obligatorias.
Gracias