25 ago. 2009

Espejo de Soledades



Lago de Sanabria, (incluso a) finales de Julio, 2009








Eligiendo el lugar y el momento.

23 comentarios:

  1. de escolar fui al lago, supongo que estaba muy diferente me gusta tu manera de mostrarlo
    creo que lo has promocionado de vicio
    saludos

    ResponderEliminar
  2. No esta usted excesivamente elocuente, pero las imagenes resultan de lo mas expresivas. Un hermoso lugar. Dificil quedarse con un punto en concreto.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Este Espejo de Soledades que hoy muestras aquí,invitan a tomar un respiro, un paréntesis para pensar lo bello que es este lago,este lugar,10 instantes tomados en el momento justo si señor.
    Me gustan, es muy muy relajante lo que hoy nos muestras aquí,gracias Xibeliuss.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Certera como de costumbre, Madame. Quizás la entrada ha quedado un poco críptica (al estilo de igualteinteresa)para quien no conozca la zona: Espejo de Soledades es como definió Miguel de Unamuno al Lago, dondo pasó una temporada en el balneario de Bouzas y ambientó su novela "San Manuel Bueno Martir".
    El "incluso" es porque julio y agosto son las fechas en las que más visitantes se concentran y a veces es difícil admirar el paisaje como se merece.
    Pero, a pesar de todo, hay horas y lugares que te permiten la tranquilidad y el sosiego.
    Saludos, Madame.

    ResponderEliminar
  5. Cuentosbrujos, gracias a Dios, ni el Lago ni su litoral han cambiado demasiado, sí los pueblos.
    El Lago sigue teniendo una presencia imponente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Arena. Como digo más arriba, julio y agosto son posiblemente los meses más complicados para apreciarlo en su medida.
    Pero cada uno coge las vacaciones cuando puede. Sólo cuesta un poco más descubrir el momento y el lugar adecuados.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Saludos, Logio. Así es, Mágico.

    ResponderEliminar
  8. Varo, contesto aquí tu comentario en la entrada de la Sierra de la Culebra: Sí, tenemos incendio y además bastante grave. Está centrado en la zona más alistana de la sierra.
    Sanabria y Carballeda, de momento, no están teniendo mal verano de incendios, pese al calor sofocante que hemos tenido.
    (No estamos acostumbrados a rondar los 30º una semana completa)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Viendo las fotos uno se queda a la espera de que en cualquier momento va a emerger la Dama del Lago con Excalibur en sus manos....

    ResponderEliminar
  10. Jejejej, José Luis. En la noche de San Juan, tras oir las campanas del pueblo sumergido, cualquier cosa puede pasar...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Sin palabras Xibeliuss, precioso, un lugar increíble...

    Me encantan las fotos...dan paz y tranquilidad

    Bicos

    ResponderEliminar
  12. Gracias, Mery, yo también lo creo así.
    Por eso he dejado que por una vez las imágenes hablen por sí mismas.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Es de un placer mágico disfrutar de estas fotografías.

    Mi admiración.

    Desde Argentina te saluda Liliana.

    ResponderEliminar
  14. Liliana, muchas gracias por la visita (...desde tan lejos!)

    ResponderEliminar
  15. Es una preciosidad.
    No me extraña que Enrique esté loco por conocer la zona.

    En cuanto a lo de mi entrada, no es por el estado de ánimo. Es, simplemente, que he descubierto que el autor de esos versos, mi amigo Ángel, posee un blog y he querido hacerle un pequeño homenaje :)
    Mi viaje por tierras catalanas ha sido de lujo.

    Muchas gracias por tu bienvenida.
    Un beso desde la, aún, super-calurosa Murcia.

    ResponderEliminar
  16. Lo dicho, Pepa: sólo es cuestión de animarse.
    Ya nos contarás alguna cosilla de tu viaje.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Que belleza de lugar, me encanto como nos dejas ver mucha paz en tus fotos y la segunda que puedo decirte soy fan de los arcoiris.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Gracias por la visita, Divina.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Todo un espejo del alma, porque así al menos lo veo yo: nos devuelve el reflejo de la naturaleza que le circuanda. Pero, el lago, también nos aproxima a nosotros mismos, cuando vislumbramos nuestro rostro en él. Parecemos reencontrarnos con el otro yo o el nosotros o el ellos porque nadie se compone de una única persona. Ahí es cuando nos damos cuenta de que somos otro.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  20. Ah, Carmen, como ya demostró Lewis Carroll, los espejos son peligrosos. No siempre devuelven lo que esperamos; ya que no somos como nos gustaría ser si no como realmente somos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. No conozco la zona más que por fotos, pero ya el nombre: "Sanabria" me gusta cómo suena.

    ResponderEliminar
  22. La vieja Senabria.... Sanabria suena más a "Sana" (cura) brios (animos)
    jejejjeje
    Algún filólogo me excomulga.
    Gracias por la visita, Manly

    ResponderEliminar

Siéntase libre de comentar si es su deseo.
Las aportaciones son siempre bienvenidas, en ningún caso obligatorias.
Gracias