29/11/2012

El horroroso crimen de Palazuelo y otros recortes de la prensa histórica en Sanabria

Vengan conmigo, señoras, señores, y no tengan miedo: apenas sentirán un pequeño temblor y habremos saltado unas cuantas, bastantes, décadas atrás en el tiempo. Nuestro objetivo es un día de mercado en un pueblo de una comarca montañosa, allí donde la vida avanza despacio y el progreso es sólo un vago anhelo de algunos, no de todos.

Vean como los comerciantes han instalado sus puestecillos con la salida del sol; vean la variedad de su oferta: hay garbanzos de Fuentesaúco, mantecadas de Astorga, lienzos y bordados de Aliste y Sayago, cacharros de barro y potes de cobre, cántaros de vino, escabeche y pulpo, bacalao y congrio resecados, sardinas en aceite... todo lo que cualquiera puede necesitar. Vean como los paisanos van llegando desde las aldeas, algunos con monedas en la bolsa, otros – los más – con un saquito de habones, unas docenas de huevos, berzas o lechugas que intentarán trocar por aceite o café o cualquier otra cosa que no puedan arrancar de sus minúsculas
cortinas. Sí, señora: el pañuelo negro – para ellas – y el pardo – para ellos – son la moda de la época, de ésta que visitamos y de muchas anteriores.

¡Atención! Fíjense en el grupo que ahora, con el mercado ya en plena ebullición, entra por la esquina de la plaza. Sí, señores, hablo del borrico, del perro callejero, del rapaz que sacude la campanilla y del hombre de ojos glaucos que se apoya en el cayado. Miren el corro que se forma a su alrededor mientras él apareja su rústico atril y extiende sus
aleluyas. Es Nicolás de Alba, el más grande entre los contadores de crónicas de los que se tiene recuerdo.

Shhhhh. Oigamos su prédica.



El Sábado 21 del corriente sufrió la pena ordinaria de horca en la Plaza mayor de esta Ciudad Ignacio Ballestero, soltero de edad de 40 años, vecino del Lugar de Palazuelo en la Jurisdicción de Sanabria, y después se le cortó la mano, que ha mandado fijarse en dicho Lugar; por haber asesinado allí en la noche del 28 de Diciembre del año pasado de [17]85 a Domingo Rodríguez, Mercader Gallego, violando las sagradas Leyes del hospedaje: con las circunstancias de que le mató con golpe de hacha, estando dormido; enterró luego el cadáver en su casa, y temiendo después ser descubierto le desenterró, y dividiendo con la misma hacha en dos trozos el cuerpo, los llevó a cuestas sucesivamente a una laguna inmediata, donde los arrojó. En esta causa se ha alabado la conducta y sagacidad del Alcalde Mayor de aquel Partido Don Francisco Xavier de las Torres, que con ella logró que el reo confesase plenamente un delito tan horrible, de que con dificultad se le hubiera convencido por otras pruebas, y que habría quedado sin justo castigo.
Diario Pinciano. Nº 25, del Miércoles 25 de julio de 1787

Joven herida de un hachazo 
En Sotillo de Sanabria, Anastasio Rodríguez hirió gravemente a la joven Manolita González, dándole con un hacha en la cabeza. Parece que la causa de la bárbara agresión han sido resentimientos familiares. El agresor ha sido detenido.
El Imparcial. Madrid, 2 de Mayo de 1930

  
DOCUMENTOS
RELACIÓN DE LAS PERSONAS QUE PASARON A ESTA NUEVA ESPAÑA, Y SE HALLARON EN EL DESCUBRIMIENTO, TOMA E CONQUISTA DELLA, ASÍ CON EL MARQUÉS DEL VALLE DON HERNANDO CORTES, COMO CON EL CAPITÁN PANFILO DE NARVÁEZ [...]

[...] Joan Hernández de Prada.
Dize que es natural de una aldea que llaman Galende que es en la montaña de Sanabria, e hijo legitimo de Joan de Prada de Galende y de María de Prada, y que pasó a esta Nueva España con Pánfilo de Narvaez, y se halló en la conquista de esta ciudad de México y sus provincias y después en las de la Misteca y Guaxaca y dos veces en Coatlan e agora en la hultima rrevelación de Tetiquipaque, y fue casado en España y dexó dos hijos, y en esta tierra tiene otros dos bastardos el uno casado y que Nuño de Guzmán le encomendó el pueblo de Guamelula el cual le quitó esta audiencia por lo qual está muy pobre y viejo y padesçe necesidad.
Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, Julio a Diciembre de 1918


LO QUE SUCEDIÓ EN IGUERIBEN
Relato de un alférez

El alférez Sr. Casado Escudero, que está prisionero de los moros, ha enviado una carta a su familia, residente en Puebla de Sanabria.
Dicho oficial estaba en Igueriben, posición que no tenía agua. La aguada más cercana estaba a tres kilómetros de distancia.
He aquí algunos párrafos de la carta en cuestión: "El día 16 nos cercó la harca, compuesta de unos 6.000 hombres, y comenzó una situación horrorosa. No dejaban llegar el convoy; no podíamos proporcionarnos agua. El día 17 bebimos el vinagre que había en la provisión; el 18, los soldados mascaban patata cruda para refrescar la boca, y los oficiales nos bebimos la colonia de que disponíamos; al siguiente día, desesperados, recurrimos a beber lo orines con azúcar. Así llegamos al día 21, con 70 bajas de sangre y 83 de sed y hambre. Agravaba la situación el hedor de los cadáveres insepultos.
Yo, herido en el cuello y debilitado por el derrame, decidí jugarme el todo por el todo, y me ofrecí voluntario para tomar una lomita próxima y apoyar desde allí la evacuación. Salí con 35 soldados también voluntarios; en el camino me hirieron en el brazo izquierdo. Tomamos la altura y sostuvimos el fuego hasta que salió toda la gente de la posición; pero me mataron 27 soldados, y cuando ya nos retirábamos los supervivientes caí de un balazo que me quitó dos dedos del pie izquierdo."
El alférez Casado dice que los moros de Beni-Urriaguel, de quienes es cautivo, le tratan bien.
La Voz, 13 de Agosto de 1921


Servicio de automóviles suspendido
ZAMORA 22 (4,15 t.).—Por falta de gasolina se ha suspendido el servicio de correos en automóvil entre Benavente y Puebla de Sanabria. El vecindario del segundo de los citados pueblos protesta del abandono en que se le tiene y dirigirá una nueva solicitud al director general de Comunicaciones.
El servicio de correos se verifica en caballos.
El Sol, miércoles 23 de Enero de 1918


PASTOS DE VERANO.—Se arriendan por puertos, los de la Sierra Sospacio y Gamoneda, pertenecientes al Exmo. señor duque de Osuna e Infantado en su Administración de la Puebla de Sanabria. Las condiciones se hallan de manifiesto en las oficina generales de S. E. en Madrid, calle de D. Pedro.núm. 10, y en la referida Administración, en cuyos dos puntos se celebrará simultáneamente el doble remate por el sistema de pliegos cerrados, el día 25 de abril próximo a la una de la tarde.
Madrid, 31 de marzo de 1865. La Correspondencia de España.


El lago de Sanabria
ZAMORA, 28.—Ha sido ordenada la detención del guarda de doña Victoriana Vlllachica, pretendida propietaria del lago de San Martín de Castañeda, por oponerse al aprovechamiento público del lago, decretado por la República. También se ha dispuesto la colocación de carteles en los que se hace constar la calidad de dominio público del lago.
La Luz, Diario de la República. Lunes, 29 de Agosto de 1932


[...] Y he aquí que durante el último año no ingresaron los Ayuntamientos en la Diputación más que 406.673 pesetas, dejando por lo tanto de abonar el 50,72 % de las sumas que les corresponden, y que el día 31 de diciembre ascendía la deuda a 1.407.000 pesetas.
No ha mejorado la situación en lo que va de año, puesto que el último trimestre aportó la cantidad de 18.649 pesetas, debiendo haber superado las 200.000.
Con todas estas cosas, la Diputación provincial se encuentra en un verdadero conflicto, porque ha de verse precisada a desatender obligaciones ineludibles, y entre ellas la más grave, la de Beneficencia.
El Correo de Zamora recuerda que durante la Dictadura de Primo de Rivera pagaban los Ayuntamientos con mayor regularidad, hasta el extremo que no sólo no se desatendieron  las ineludibles obligaciones, sino que se mejoraron notablemente los servicios, se crearon otros y hasta se realizaron obras tan importantes como el Preventorio infantil de San Martín de Castañeda, el pabellón quirúrgico y el gabinete radiológico del Hospital de la Encarnación, restauración del castillo y del patio del Hospicio, reformas en el Hospital de Sotelo, en el Palacio Provincial y en el Gobierno Civil, etcétera, etc. "Ahora - añade el citado periódico - no se va a poder hacer nada porque no hay dinero". La situación, como se ve, no puede ser más desagradable, y la autoridad superior está obligada a intervenir de una manera enérgica. Acaso es tiempo todavía.
ABC, sábado 23 de abril de 1932

La actuación ha terminado y Nicolás cuenta las monedas que el rapaz ha recogido al pasar el cestillo. No son muchas, se diría que en cada mercado recolecta menos que en el anterior; pero al menos son suficientes para enviar al muchacho a realizar algunas compras mientras él se llega hasta la taberna para aliviar la garganta con un pocillo de orujo. Allí, como suele hacer, escucha las conversaciones sin intervenir en ninguna: los parroquianos discuten sobre las últimas noticias de los diarios y ninguno recuerda ya las historias que él acaba de contar en la plaza. Nicolás chasquea la lengua y alza su jarro en solitario y silencioso brindis honrando a una estirpe que camina hacia su final.


Sirva esta entrada como homenaje al periódico “El Noroeste”, que tras seis años informando sobre las comarcas de Sanabria, Carballeda y Los Valles publicó su último número en noviembre de 2012. Con sus – pocos – errores y sus – muchos – aciertos, mi reconocimiento por un trabajo bien hecho. Ya se le añora.


Fotos: Iglesia de San Salvador de Palazuelo 
Pd. Por si queda alguna duda, Nicolás de Alba es un personaje ficticio.

25 comentarios:

  1. Gracias por este recuerdo de la historia de nuestra tierra ,parece que tiempos pasados y presentes se asemejan bastante ,los mas horrendos crimenes se cometieron y se cometen cuando una mente ofuscada cree que haciendolo se resarcirá su sed de venganza y siempre lo pagan los mas inocentes.....Y que decir de las crisis de la administración....Recuerdo haber oído a mis padres que a comienzos de siglo pasado nuestros pueblos no existían para la administración ,si algo se conseguia para la mejora de la vida era haciendolo uno mismo con dias de trabajo para la comunidad .Si que es una lástima que cierre ese diario....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Inés, los concejos era casi la única manera de que se hiciese algo en los pueblos, aunque llegaban hasta donde podían. Ahora parece que pagamos impuestos para mantener una maquinaria que debería prestar los servicios... pero que prefiere gastarlo en otras cosas.
      Gracias por seguir ahí.

      Eliminar
  2. ¡Joder! Xibeliuss, eres un pozo ,sin fondo de información de nuestra comarca. Gracias por tus informaciones.
    Lamento mucho lo del Noroeste, que haya cerrado es triste. Se ve que la crisis jode por todos los lados. Valganos Dios.
    Unha aperta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Xabres: me resulta muy interesante encontras cosillas de estas y siempre creo que pueden interesar también a más gente, aunque no sean de aquí.
      Recordaba "El Noroeste" en su último número que las investigaciones de Kruger en Sanabria se financiaron con el dinero aportado por fruteros alemanes. Aquí los "fruteros" no han sido suficientes y la publicidad institucional se ha hundido, con lo cual no ha habido manera de seguir.
      Un abrazo, Xabres

      Eliminar
  3. Muy interesante documentación, historias y homenaje a este desaparecido periódico. Una lástima. Pero la verdad es que muy alegre lo que es alegre no es tu post de hoy.
    Menos mal que lo has adornado con tus bellas fotos:-)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes, Katy: para que una tierra tan pequeña como ésta salga en periódicos de tirada nacional es que algo muy grave ha tenido que pasar...

      "El Noroeste" cubría ese hueco, con información mucho más local y no siempre marcada por la "rabiosa" actualidad. Ahora se acabó.

      Abrazos

      Eliminar
  4. Gran, gran homenaje el que haces a las noticias de tu tierra, a ese diario que difundió los sucesos de la zona durante 75 años, a ese periodismo directo, incisivo, a veces tétrico, sí, pero necesario. En definitiva, es un homenaje a la prensa, a la prensa local. Un fuerte abrazo, amigo Xibeliuss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paco.
      El Noroeste duró 75 números, pero sólo seis años. Ha sido un hermoso proyecto... que no ha podido continuar.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. http://calla-para-siempre.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. La última noticia parece ser de ahora mismo,si es que no cambia nada,solo los sinvergüenzas que nos gobiernan.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, sólo que ahora son los ayuntamientos los que se quejan de que la Diputación no paga (y la Diputación de la Junta y la Junta del Estado y el Estado de...)
      La Beneficiencia de entonces era la versión paupérrima de la Sanidad de hoy, y parece que algunos quieren que hagamos el camino de vuelta.
      Un abrazo, fosi

      Eliminar
  7. Vaya historias que tiene por sus pagos, desde el siglo XVIII a la fecha. Por aqui tambien tenemos historias tenebrosas tambien, solo que las europeas parecen ganar en encanto a las locales, quizas por ser mas conocida su historia o porque por aqui, los habitantes no habian inventado nada digno de pasar a la historia y que me perdonen si digo la verdad, por esas fechas, aqui los indios andaban en pelotas y minga de escritura.
    Por cierto, finalizado con exito el concurso conteo de palabras y demas, ahroa queda la edicion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Alyx: me temo que por estos pagos verán ests historias como demasiado localistas... y no les faltará razón.
      Saludos

      Eliminar
  8. Que pena lo del diario, Xibeliuss, con la falta que hacen...Ahora a Valdeón y tantos otros sitios también les han suspendido (no por falta de gasolina, sino de vergüenza) los autobuses, dejándoles el servicio dos miserables días por la semana y eso avisando la víspera antes de las dos de la tarde...no se habían repuesto del disgusto cuando amenazaron con quitarles también el médico (relocalizar, creo que lo llaman ellos) y ahora lo de "la linia" ya les parce el mal menor... ¿Adonde vamos?

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo de dónde vamos no lo tengo muy claro, pero lo de la falta de vergüenza de unos (cuantos) ya empieza a ser de tirarse al monte. Que con la excusa sabida lo que están haciendo es colarnos la mundial. En fin, dejémoslo aquí.
      Un fuerte abrazo, Alma

      Eliminar
  9. Impresionante el relato del alférez Casado y sus hombres. Me gusta mucho conocer este tipo de historias desconocidas de las que los periódicos están llenos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. En ese mismo año estuvo mi abuelo en esa guerra. No llegó a entrar en combate porque nada más llegar enfermó de fiebres tifoideas, que casi le cuestan la vida.
    A mi también me gusta mucho rebuscar en las hemerotecas. Aquí he traído dos "sueltos" que reflejan uno de los mayores conflictos de la zona: Una, el alquiler de las sierras por parte del duque de Osuna (ya había absorbido el Condado de Benavente), sierras que los vecinos habían usado desde siempre y que acabarían comprando comunalmente unos treinta años después. Y la otra, relacionada, la expropiación del Lago a la marquesa de Villachica y los pleitos que se originaron.

    Un abrazo, dlt

    ResponderEliminar

  11. · No sé si los que me anteceden han citado El Caso. Tu crónica, excelentemente documentada, recuerda aquel periódico, por llamarlo de esta manera... Una sucesión de llamativos sucesos apara alimentar el morbo ciudadano y distraer la atención sobre asuntos más importantes.
    · Has hecho un gran trabajo, con las ilustraciones adecuadas.

    · Saludos

    ···CR··· : ···LMA···
    ___________________________

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, el periodismo de sucesos - que a menudo ni siquiera es periodismo - se ha usado normalmente para lo que tú bien dices. En el caso de Sanabria, como digo más arriba, era casi la única vez que encontraba hueco en la prensa de tirada nacional.

      Saludos, Ñoco

      Eliminar
  12. Si leemos las dos primeras noticias cualquiera diría que sois aficionados a "acariciar " al vecino por medio del hacha. ¡Qué afición! Y el relato del alférez sobre el cerco al convoy es realemente digno de un artículo o post por si solo. Se bebieron hasta la colonia que tenían... Imagino que se animarían y cantarían "Asturias patria querida" porque tiene los grados necesarios para alegrarle a uno la vida.
    Curiosa entrada y no menos curiosos casos los que ocurrieron en distintas fechas en Sanabria. Me encantan por lo que aportan a la "intra-historia" local.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, el relato del alférez estuve a punto de reservarlo para un post aparte, porque tiene mucha miga. A ver si tengo un poco de tiempo y consigo encontrar algunos datos más del Sr. Casado.
      Jjejeje y en cuanto a las hachas, bueno, ya sabes que en las zonas rurales las "machetas", como se llaman por aquí, siempre están a mano.
      Saludos, Carmen

      Eliminar
  13. Me equivoqué de post y te comenté en el de abajo.
    Por cierto, es más que posible que la crónica que insertas sobre Joan Hernández de Prada, que sirvió a las órdenes de Hernán Cortés y de Pánfilo de Narváez, tenga algo que ver con los genes de mis suegros, ya fallecidos, puesto que sus apellidos eran de Prada y Ballesteros. Lo curioso del caso es que en Méjico tenemos familiares lejanos con el apellido de Prada. Y sus ancestros no fueron precisamente inmigrantes, puesto que según dicen nacieron allí. O sea que no es descabellado pensar que a esos dos hijos bastardos que dejó en Méjico Joan Hernández de Prada, les hubiera dejado su apellido como único patrimonio.

    Ha sido una auténtica sorpresa y a la vez alegría encontrar ésta bitácora, entre otros motivos porque mi esposa nació en Galende (se libró del desastre de Ribadelago por los pelos), y desde hace cuarenta años casi todos los veranos y bastantes inviernos nos damos un garbeo por esta maravillosa tierra.

    Años atrás fui buceador profesional y uno de mis pasatiempos favoritos fue y continúa siendo bucear con escafandra autónoma en el Lago, aunque este año he tenido que frenar un tanto mis inmersiones, que ya no tengo el cuerpo para tanto trote.

    En este blog ofreces datos fidedignos y totalmente contrastados y por lo tanto es digno de ser leído, tanto por los sanabreses como por los que no lo son. Mis felicitaciones y te deseo prosigas con tu más que excelente labor de difusión de esta tierra, que a pesar de que yo no nací en ella, sí la considero como propia.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por tus palabras, José Luis y bienvenido a este rincón. Mi empeño desde hace ya casi cuatro años (con unos cuantos altibajos, eso sí) es mostrar esta tierra y algo de esa pequeña historia, la que no suele salir en los libros, que construyeron sus habitantes.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  15. No solo es un bonito homenaje a ese "Noroeste" que finaliza su etapa sino que es un excelente trabajo de documentación, Xibeliuss. El haberlo puesto en boca de Nicolás, y de la manera en que lo has puesto, has hecho que conviertas tu crónica en verdadera literatura (el primer párrafo de la entrada es una verdadera fotografía de esos mercados sanabreses, me ha gustado mucho).

    De todos los recortes periodísticos me quedo con el de la tozudez de la Villachica a renunciar a ese lago de uso público. Pobre guarda...
    En realidad, no sabía que el Lago hubiera pertenecido a un particular. Interesante historia que despierta mi curiosidad.

    Enhorabuena, Xibeliuss, has realizado una entrada magnífica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marisa: después de un tiempo dedicado al "ensayo" parece que la ficción también va pidiendo algo de sitio, jejeje
      En realidad el lago no lleva ni un siglo siendo propiedad pública: ¿recuerdas la entrada sobre los pleitos del Lago? Allí vimos un poco la evolución que había seguido la propiedad y la batalla de la Villachica por intentar mantenerla. Esta pequeña noticia es una instantánea de aquella guerra, y me temo que al pobre guarda le tocó el mal papel.

      Un fuerte abrazo, Marisa

      Eliminar

Siéntase libre de comentar si es su deseo.
Las aportaciones son siempre bienvenidas, en ningún caso obligatorias.
Gracias