17 mar. 2013

Sombras Honorables

La casa donde murió Manuel San Román Elena
Comercio de Argimiro Crespo

"Con frecuencia, Daniel, el Mochuelo, se detenía a contemplar las sinuosas callejas, la plaza llena de boñigas y guijarros, los penosos edificios, concebidos tan sólo bajo un sentido utilitario. Pero esto no le entristecía en absoluto. Las calles, la plaza y los edificios no hacían un pueblo, ni tan siquiera le daban fisonomía. A un pueblo lo hacían sus hombres y su historia. Y Daniel, el Mochuelo, sabía que por aquellas calles cubiertas de pastosas boñigas y por las casas que las flanqueaban, pasaron hombres honorables, que hoy eran sombras, pero que dieron al pueblo y al valle un sentido, una armonía, unas costumbres, un ritmo, un modo propio y peculiar de vivir."
Miguel Delibes: El Camino, 1950

Casa de D. Manuel Carbajo
Casa que fue de Los Sastres

____________________ 

Como ya es habitual en estas fechas, otras tareas me obligan a apartarme del blog. No me voy del todo: sólo debo bajar el ritmo de publicación y - me temo - también el de visitas a sus espacios. Les ruego tengan paciencia: todavía hay muchas historias que compartir.

34 comentarios:

  1. Me sorprende esta entrada, he leído "El Camino", la tercera novela publicada por Delibes y creo que la misma se desarrolla en Molledo, un pueblo del Valle de Iguña en Cantabria donde el escritor pasaba las vacaciones varios años de su infancia y el "mochuelo" es uno de los protagonistas.
    Ya nos aclararás la relacción cuando puedas.
    Espero que las fechas que se acercan sean beneficiosas aunque tengas que currar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía en qué pueblo se había basado Delibes para la novela, pero me parece que transmite sentimientos extrapolables para cualquier zona rural, al menos de la mitad norte.

      Me gusta mucho lo que transmite Delibes: lo importante de un pueblo no son sus casas, ni sus monumentos, ni las ruinas; sino las historias de la gente que vivió en él y conformó su espíritu.

      ;)No quiero quitarle a Molledo el mérito de ser el escenario de "El Camino", pero muchas de las descripciones (el valle atravesado por la carretera nacional y la vía del tren, la sierra de alrededor, incluso la taberna en las afueras, etc) también podrían encajar con Sanabria.

      Un abrazo, Tejón

      Eliminar
    2. Nunca había oído lo del pueblo cántabro.. siempre pensé que tanto "el camino" como "el disputado voto..." estaban ambientadas en Sedano, un pueblo del norte de Burgos donde veraneaba Delibes por raíces familiares.... pero hablo de oídas, todos los días sé aprenden cosas.
      Magnífica entrada Xibeliuss, bonito recordatorio y homenaje al maestro, uniéndolo además con nuestros pueblos.
      Un saludo

      Eliminar
    3. Gracias, Josean. Abrazos

      Eliminar
  2. Moucho.... que estás no penedo... eres de cartón, eres de cartón e non che teño medo.......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me había planteado que los mouchos pudieran asustar, Logio jejeje

      Eliminar
  3. Decía Delibes que la sombra del cipres es alargada .Yo no sabría definir que forma o sentido tiene la sombra que dejaron hombres que son difíciles de olvidar. Esa sombra ojalá permanezca por mucho tiempo y en torno a ellas surjan otros hombres que sean capaces de hacer sentir a sus semejantes que unidos somos algo y podemos ser algo.Algunas casas, más que un símbolo....
    La casa de D. Manuel, tiene una imagen de la virjen del Perpetuo Socorro desde aquel día que fué asaltada y hubo de defender a su familia .Pero la casa para los que le conocieron y los que oimos hablar de él,es mucho más.....
    Cuando alguién así se va siempre queda el sentimiento de sentirse huerfanos incluso a los que no són de su sangre.
    Vuelve pronto.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa historia nos la tienes que contar entera, Inés :)
      Abrazos

      Eliminar
  4. Hay personas que dejan sombras imborrables. Lo leí hace tiempo. Las aventuras de Daniel el mochuelo y sus inseparables amigos, el moñigoy el tiñoso:)) Y sus miedos al cambiar de ciudad. Me gustó.
    Por aquí esperamos
    Buen domingo.
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no viví la infancia en el pueblo, pero sí que pasé veranos de esos de tres meses de vacaciones. El momento de volver sentía algo muy parecido a lo del Mochuelo.
      Un abrazo, Laura

      Eliminar
  5. Le esperamos, monsieur.
    Que la temporada le sea leve!

    Feliz semana

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Aprovecho la ocasión, pintada calva, para decir:DELIBES EL MEJOR ESCRITOR EN CASTELLANO CONTEMPORANEO.
    Un abrazo Xibe....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjejeje Y si no lo es, se parece mucho.
      Un abrazo, Xabres, me alegra verte por aquí.

      Pd. Precioso vídeo que me has mandado

      Eliminar
  7. Preciosas fotos que sin duda hablan de un gran pasado, de otros tiempos cuando la vida era diferente a la de hoy. Me gusta Delibes, y el párrafo que has compartido es magnífico.
    Tómatelo con calma. Hay que vivir la realidad, aunque lo virtual nos resulte más gratificante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, sí, tiempos diferentes - que no necesariamente mejores o peores. Hoy el tiempo corre muy deprisa y parece que el alma de los pueblos o las ciudades ya no se forma por las vivencias de sus vecinos.
      Un abrazo, Katy

      Eliminar
  8. El camino es mi libro puente :) el cambio a la "literatura adulta" lo hice de la mano de Delibes. Tendría unos doce años...fue ese fogonazo de leer y de reconocerse. Creo que todos somos un poco Mochuelos. El Tejón tiene razón en que el escenario de "El camino" es un pueblito de Cantabria y tú en que podía haber sido cualquier rincón de la mitad norte de España.

    Un beso. Te echaremos de menos, aunque tal y como están las cosas, me alegro mucho de que vayas a tener faena. Que no nos falte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alma. No, que no nos falte.
      Y sí, yo también creo que todos somos un poco Mochuelo - y algunos, mucho. Ya no el dejar el pueblo, sino el momento "puente" de saltar de una étapa a otra y la lógica resistencia.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  9. Magnificas fotos de esas casas que tienen su encanto y belleza, porque no. A mi modo de ver tienen su patina, su encanto (siempre y cuanto tengan calefaccion) y son de una belleza agreste.
    Lastima su alejamiento, para mi es porque para la semana proxima no tiene una pilcha de fiesta prepararada onda siglo XVIII ni se sabe partitura alguna de la epoca ni romanza para cantar en una festichola de nivel. Las excusas que encuentran los bloggers!
    Chiste mas o chiste menos, repasaremos el historial, las fotos y demas en ausencia, que lo colgado tambien es presencia. Feliz descanso o feliz intenso trabajo segun toque.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjejeje La última casa calefacción, no, pero climatización...
      Volveré seguro. Gracias, Alyx

      Eliminar
  10. Magnífico texto de don Miguel Delibes y magníficas las imágenes de tu zona que nos dejas. El deber es el deber, y nuestras publicaciones son pequeños placeres que nos damos. Seguiremos esperando esos artículos de calidad. Abrazos, amigo Xibeliuss.

    ResponderEliminar
  11. Puede ser que sea repetirme. Xibeliuss tienes un blog lleno de gran riqueza, entro de vez en cuando a leerlo.

    Se te espera, que el trabajo sea leve y te eleve la tranquilidad.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Soledad. ¡Eso espero yo también!
      Abrazos

      Eliminar
  12. Podria ser Sanabria completamente..
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y muchos otros lugares... Para mi, Delibes aquí se centra en los sentimientos y en las personas. El paisaje, tan presente, está difuso al mismo tiempo.
      Abrazos

      Eliminar
  13. Por supuesto que tienes permiso (y no hace falta que lo pidas) para decdicarte a tu profesión y a tu negocio, que no son tiempos de dormir sino de estar despierto y bien despierto. Espero, eso sí, que vaya mucha gente por Sanabria y dejen buenos dineros. Por buena publicidad no será.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y a veces, ni estando despierto! Jjejeje.
      Gracias, Carmen. Un abrazo

      Eliminar
  14. Hola Xibelius, por aquí andaremos si no pasa nada raro, aunque ojalá yo también tuviera que bajar ritmo por haber encontrado trabajo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Abi. Poco te puedo decir... ¡que haya suerte!
      Abrazos

      Eliminar
  15. Seguro que tienes todavía muchísimas historias para compartir, y desde luego aquí me tendrás para cuando retomes tu marcha ordinaria del blog. Entretanto, disfruta de esas otras obligaciones o devociones... Besos.

    ResponderEliminar
  16. Hace muchísimos años que leí "El Camino" ese extracto de su novela como pié de esas fotos de un tiempo que ya se fue y de vidas lejanas nos ha producido nostalgia....

    No tardes mucho en volver, te esperamos. Un abazote doble

    ResponderEliminar
  17. No tienen calefaccion???? pues que lindas pero ahi no vivo ni loca y menos con nieve. Gracias, me quedo con un antisepico departamento pero cálido. En fin, esperamos su regreso y cuando vuelva se me pasa con pilcha de fiesta. Felices Pascuas.

    ResponderEliminar
  18. La novela "Camino" de Miguel Delibeses para mí una de sus mejores obras. Los personajes propios de cada pueblo con sus vidas tan especiales, Daniel escuchaba a estas gentes y desde luego es con lo que se queda antes de partir en su nueva vida. Desde luego las personas son las que dejan huella en los pueblos y las que forjan el carácter de cada lugar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Siéntase libre de comentar si es su deseo.
Las aportaciones son siempre bienvenidas, en ningún caso obligatorias.
Gracias