19 mar. 2009

Un paseo por Sejas de Sanabria

Situado a un tiro de piedra de Mombuey, Sejas de Sanabria -que, pese a su nombre, está en la Carballeda- esconde algunos de los más bellos rincones de nuestra tierra. Su iglesia románica, las piedras labradas con mimo, el Rio Negro, la ermita de la Virgen de la Ribera, son algunos de los secretos escondidos que este pueblo custodia. Merece la pena conocerlo.




El Tumbo, para asustar a los niños

Peculiar sombrero el de San Roque

Escritos en piedra para la posteridad




Las hadas del río Negro


Ermita de La Virgen de la Ribera


6 comentarios:

  1. Siempre me llamó la atención el nombre del pueblo, estando como tu dices en la Carballeda. La galeria de fotos muy bonita.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Me han recomendado varia veces que vaya a visitar Sejas y todavia no he ido. Después de ver tus fotos, ya no tengo excusa.

    ResponderEliminar
  3. Sejas de Sanabria es el mejor pueblo del mundo. Sera por.
    por su fauna?
    por su flora?
    por su iglesia y ermitas?
    por sus casas?
    por su rio?
    por su trankilidad?
    por su campamento?
    por su gente?
    VEN Y DISFRUTA.

    "POR QUE SEJAS ES UN SENTIR".

    ResponderEliminar
  4. ¿Qué más puedo añadir, anónimo visitante?
    Pues que a ver si el año que viene puedo ir a la Romería de la Virgen de la Ribera, que tampoco es moco de pavo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Sejas de Sanabria es un pueblo que pertenece a la comarca que le da nombre. La Carballeda, en cualquier caso, es una subcomarca de Sanabria. Sejas pertenece, tanto orográfica como historicamente, a la Sanabria Baja; por consiguiente, si se denomina así será por algo.
    Por lo demás, decir que es una aldea encantadora.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por el aporte, Celta, pero... ¿La Carballeda una subcomarca de Sanabria? Por supuesto tienen mucho en común, pero temo que los carballeses no compartan tu opinión.
    Saludos

    ResponderEliminar

Siéntase libre de comentar si es su deseo.
Las aportaciones son siempre bienvenidas, en ningún caso obligatorias.
Gracias