19 oct. 2009

Robleda Cervantes, un lugar en las montañas del Reyno de León


Pulsar en la panorámica para ampliar


 

Para llegar a Chaguaceda por el camino desde Castellanos debemos pasar bajo una auténtica bóveda de vegetación, que parece rendir pleitesía al caminante en su llegada al municipio de Robleda Cervantes. Chaguaceda quedó prácticamente abandonado a principios del XIX, pero en su momento, según la documentación medieval conservada, fue un importante núcleo de población que incluso pleiteó con el monasterio de San Martín de Castañeda por un quítame allá esos montes. No está muy clara la razón de su declive, pero, poco a poco, sus vecinos fueron cambiando su residencia al resto de los pueblos limítrofes.




El Cerro de San Juan, con sus 1400 m. de altura, preside el municipio y ofrece espectaculares vistas de los alrededores, incluidos Puebla, El Lago y la Requejada, como si de una ortofoto se tratase. En la falda del Cerro los pueblos se escalonan hacia el Camino de Santiago y la autovía A-52, siendo San Juan de la Cuesta el situado a mayor altitud. En su entrada se halla la Fuente del Reguero, realizada en piedras de cuarzo que tiene como pilón nada menos que una posible tumba celtíbera en granito. Este es sólo uno de los secretillos que abundan en el municipio. Por ejemplo: ¿la Casa del Escritor, en Cervantes, fue realmente “el lugar de las montañas de León donde tiene origen el linaje” de Miguel de Cervantes Saavedra? ¿Por qué los vecinos de Ferreros decidieron, en un momento indeterminado, cambiar la ubicación del pueblo quedando sólo el cementerio en su emplazamiento original? Y no hablo del castro de Santo Tirso, abandonado mucho antes. ¿Qué significan las quince letras grabadas en las piedras de la iglesia de Sanpil? ¿Algún tipo de conjuro contra la peste u otros maleficios? ¿Cómo llegó esa estela romana a la puerta de la iglesia de Paramio? Es indudable la vinculación Jacobea de Triufé, donde la piedra labrada de un monumental dintel recuerda la ubicación del hospital de peregrinos, pero… ¿este mismo Camino fue utilizado por los judíos en la época de la expulsión? ¿Llegaron a tener asentamientos importantes en este rincón sanabrés, no lejos de la frontera con Portugal?



 

En realidad, todo esto no dejan de ser curiosidades, una pizca de sal y pimienta en nuestra visita al municipio, donde lo primero que nos atrae es la simbiosis entre el hombre y su medio. Un paseo tranquilo por sus caminos nos acerca a frondosos robledales, castaños de dimensiones monumentales, antiguos campos de labor cubiertos de brezo, codesos y los omnipresentes faleitos (helechos). En temporada, la riqueza de setas ha propiciado un pequeño comercio micológico, con exportaciones de boletus edulis hasta Italia, aunque la mayoría de los recolectores son vecinos de la zona dispuestos a probar recetas para la cena familiar. Las arboledas esconden al corzo, el zorro, el jabalí y diversas especies de aves que, sobre todo en primavera, llenan el ambiente con sus cantos. Encontramos también paredes entre los prados, presas y pontones sobre los arroyos, realizados en la misma piedra del granito con la que se construyen las casas. La arquitectura tradicional se mezcla con la obra nueva, respetuosa con las antiguas formas, y encontramos magníficas muestras en Paramio, Valdespino, Robleda.. en cualquiera de las poblaciones, en realidad.




Siete pueblos y dos barrios (Lagarejos y La Gafa) que acogen al visitante con la simpatía y llaneza de sus gentes. El propio entorno, y su cercanía tanto al Parque Natural del Lago de Sanabria como a Puebla, han permitido la instalación de numerosos establecimientos de turismo rural, también zonas recreativas como la piscina fluvial de Robleda. En época estival se unen los hijos de la zona que trabajan lejos con los turistas en busca de reposo, llenando las calles de vida y animando las distintas fiestas patronales, pero cualquier momento del año es bueno si el destino es Robleda Cervantes.



16 comentarios:

  1. Que gran guía de viajes nos estás ofreciendo en cada entrada... algún día tienes que ir haciendo una entrada de "imprescindibles" por que me temo que el turista medio como yo no tendrá tiempo para recorrer tanto lugar con encanto...

    ResponderEliminar
  2. Pronto, pronto.
    Saludos, José Luis

    ResponderEliminar
  3. Monsieur, cuantos misterios guarda el lugar. Eso de las letras grabadas en las piedras y demás misterios incita a averiguar mas.
    Preciosas las imagenes con las que lo ilustra, como es habitual en este espacio.

    Feliz lunes

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. Las piedras grabadas son siempre muy llamativas; pero a mí, personalmente, me dejó alucinado la estela funeraria incrustada en la puerta de la iglesia, justo encima de la puerta de entrada ¿Se ha fijado en las fotos? Es muy curioso.
    Feliz lunes, Madame.

    ResponderEliminar
  5. Pienso que lo de la guía de viajes sería una buenísima idea. Son lugares maravillosos y que la mayoría desconocemos y cuántos misterios deben esconderse en estas piedras!
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Como le digo a José Luis: Pronto, pronto.
    Un abrazo, Carolina.

    ResponderEliminar
  7. que buena zona para caminar, con lo que me gusta a mi, habrá ruta de senderismo? bueno y si no, se hace jeje. Tambien me gustan las fotos, la del pajarillo en la ventana esta muy bien. bsos.

    ResponderEliminar
  8. ¿Sitios para caminar? ¡A montones!
    Y si quieres hacértelos a tu medida, pues también.
    Un abrazo, Cruz

    ResponderEliminar
  9. Me encanta el misterio que rodea este lugar, sin duda alguna para indagar, y esa misteriosa sombra humana que hay en el Cerro De San juan? y que significado tiene la última foto?? que preguntona estoy hoy.
    Un abrazo, Xibeliuss.

    ResponderEliminar
  10. La última foto es un potro, un artilugio de madera (éste está en Ferreros) usado para sujetar las caballerías y herrarlas sin mayor problema.
    La sombra que hay en la panorámica del Cerro de San Juan es algo así como "la chica de la curva" que te dice: "Cuidado con estos riscoooos"...
    O igual es el fotógrafo, que cuando haces una foto de 360º y hay sol, es imposible controlar la sombra: sales o sales.
    Abrazo fuerte, Arena.

    ResponderEliminar
  11. Ahhhh, me morí con este lugar tan bello.
    Gracias por hacerme conocer. Tal vez, algún día, pueda conocerlo en persona.
    Un saludo para ti.
    BACI, STEKI.

    ResponderEliminar
  12. Bienvenida, Steki.
    ¿Por qué no, conocerlo en persona?

    ResponderEliminar
  13. Me encanta tanta pregunta suelta, ja, ja.

    Yo apostaría a que las marcas en las piedras son protecciones contra plagas u otros males que al final vencieron y acabaron por expulsar a la gente del lugar.

    ResponderEliminar
  14. No sería extraño, Logio. No sería extraño.

    ResponderEliminar
  15. Me encantaría saber cosas de Chaguaceda. Estoy escribiendo una novela y parte de la acción se desarrolla allí. Particularmente quisiera saber sobre su despoblamiento, cuándo ocurrió y por qué razones. Cualquier otro dato, historia, anécdota o rumor sería muy bienvenido. ¿Alguien podría contarme algo? Intuyo que Xibeliuss... mil gracias en cualquier caso.

    ResponderEliminar
  16. Entra en la pagina www.sampildesanabria.com y allí encontrarás muchas respuestas a tus preguntas.

    ResponderEliminar

Siéntase libre de comentar si es su deseo.
Las aportaciones son siempre bienvenidas, en ningún caso obligatorias.
Gracias