22 ene. 2011

El Lago de Sanabria, de pleitos... y de barcos


Pese a que varias de sus calzadas transcurrían a no mucha distancia, si hemos de fiarnos de sus autores clásicos los romanos no llegaron a enterarse de la existencia del Lago de Sanabria: ni la más mísera mención. Resulta difícil de creer; casi tanto como la posterior - y teórica - ignorancia de visigodos, ¿suevos? y musulmanes - estos, seguro que no. Sin embargo hay que esperar hasta la época de repoblaciones de la Reconquista para encontrar la primera aparición del Lago en la historia escrita. Y es, precisamente... en un pleito.

El Monasterio, hoy

Parece ser que los monjes del Monasterio de San Martín, recién llegados de San Cebrián de Mazote (Valladolid) - mozárabes - adquirieron pesquerías y otras propiedades en torno al Lago a Domnino, un lugareño. Al poco, un tal Ronasindo, al frente de un grupo de vecinos, ocupa parte de estos territorios argumentando que la venta nunca fue válida ya que Domnino no era titular de derechos suficientes para llevarla a cabo. El pleito se resuelve a favor del monasterio, en la iglesia de lo que hoy es Valdespino. Los monjes no se deben fiar mucho de los lugareños y trabajan duro hasta lograr el amparo real a sus posesiones. A partir de ahí, favorecidos también por el miedo que los grandes terratenientes muestran por lo que les puede ocurrir en la vida eterna, disfrutarán de una etapa de expansión que les llevará a la preeminencia en la comarca. La única oposición viene de la Casa de los Pimentel, que en su época de apogeo construyeron un palacete en la isla del Lago, asombro de los cronistas por su riquezas. Pero también de los vecinos: nunca cejaron en su empeño y los archivos nos muestran como en los siguientes siglos presentaron una casi constante retahíla de reclamaciones. Fueron derrotados una y otra vez (1).

Pleito entre el Monasterio y los vecinos de Vigo, 1560 (Fuente: PARES)

La estrella del monasterio declinará definitivamente con los diferentes periodos de desamortización del S. XIX. El Lago, junto con otras propiedades de los monjes, pasaron a manos de Manuel, marqués de Villachica, por un importe total de 127.530 reales de vellón. No fue un caso único: fueron varios los nobles que aprovecharon para adquirir enormes territorios en la provincia. A finales del siglo, y a costa de grandes sacrificios, los vecinos de la comarca consiguieron comprar a estos nobles distintas parcelas en las sierras para el aprovechamiento común de los pueblos. No fue el caso de el Lago, que permaneció siempre en poder de la casa de los Villachica. A la muerte de Manuel heredó su hijo Luis, quien se preocupó de inscribir las posesiones en el Registro de la Propiedad de Puebla, y aquí pudo finalizar la cadena, ya que murió soltero y sin descendencia legítima. Pero no fue así: al más puro estilo folletinesco, poco antes del deceso reconoció una hija natural, fruto de sus amores con una sirvienta de la propiedad. Victoriana de Villachica y Mugoitio-Beña fue declarada heredera universal.



Pero los ribereños no se quedan tranquilos: en octubre de 1930 vecinos de Galende solicitaron informe sobre la existencia de "antecedentes justificadores de la venta por parte del Estado del cauce y masa líquida del Lago". Éste será el detonante que condujo a la declaración de las aguas del Lago como Bien de Dominio Público en 1932, ya instaurada la II República. Victoriana de Villachica, representada por el letrado Manuel Pintado y Carballo, inició un apasionante contencioso para intentar revocar la Orden y mantener así la propiedad; alegando en su defensa que el Lago nunca fue de uso público sino propiedad privada del monasterio y que el Estado, en la Desamortización, lo recibió como "bien en venta" y como tal fue adquirido por el marqués al precio fijado. La Administración respondió, unas veces con más acierto que otras. En un informe elaborado por la División Hidrológica del Duero se afirma que "no se trata de un verdadero lago en la acepción legal de la palabra, por que sus aguas están alimentadas continuamente por el río Tera en su curso anterior, y el desagüe es también continuo del mismo río en su curso inferior". Añade que "es un ensanchamiento del río, que necesita rellenar una gran depresión natural del terreno producida indudablemente por un accidente geológico"; también que "todo el Lago se halla situado en monte del Estado y en terrenos comunales de los pueblos de Ribadelago, Vigo, Galende, Pedrazales y San Martín". Victoriana, que ve como se deslegitiman sus registros ante la Propiedad y ante Aprovechamientos de Aguas Públicas, pero que tampoco consigue probar sin género de dudas los pagos realizados por el viejo marqués, acaba por perder el proceso.(2)

El mirador de San Martín
Éste fue, sin duda, el más importante pleito sobre el Lago en nuestro tiempo(3), pero no el último: los archivos nos siguen mostrando un sinfín de reclamaciones sobre derechos y aprovechamientos, no pocas de ellas derivadas de las sucesivas figuras de protección sobre el medio natural. ¿Conseguirá el Plan de Ordenación del Parque Natural que se avecina acabar con las disputas? Creo que no; nadie duda hoy sobre el "cauce y masa líquida" del Lago, pero sobre los territorios de la comarca sí quedan muchos puntos por resolver: Declaraciones de Montes de Utilidad Pública de tramitación dudosa, el no reconocimiento de Montes en Mano Común... hay hasta quien se muestra dispuesto a exigir la aplicación de la Ley de Costas en la ribera del Lago.

Custa Llago
Y hablando de costas... esta semana llegó a Sanabria el catamarán "Helios Cousteau", un barco propulsado por energía solar y eólica que pronto permitirá recorridos por el Lago similares a los que ya se realizan, por ejemplo, en los Arribes del Duero. ¡Estoy deseando que entre en funcionamiento!

Trabajando en el muelle
Termino ya (¡de verdad!) esta megaentrada con otro documento "naval". Los lectores de "El Noroeste" reconocerán la historia, pues la mencionó Manuel Mostaza en su columna hace unos meses:


Actualización: acabo de comprobar que ya el 16/10/10, Juan Manuel Rodríguez  posteó este documento en su magnífico blog Lenguajesculturales's. Mis disculpas por la repetición.

(1) Sí, es cierto que quizás sólo la Iglesia supera a los tribunales en la amplitud de sus archivos y que eso nos puede dar una idea equivocada del desarrollo de la historia. Pero en el blog ya hemos visto otras muestras de la afición litigante de los sanabreses: el Conde de Benavente quemó por completo el pueblo de Cobreros por su apoyo a rebeldes irmandiños, pero los herederos de los supervivientes le exigieron indemnizaciones judicialmente.


(2)  Para más información: sanabriarural.org 


(3)  No incluyo los derivados de la tragedia de Ribadelago, ya que no versaban sobre la propiedad.


El Cañón del Tera


.

44 comentarios:

  1. Preciosas fotos Xibeliuss.
    Y no se por qué no me extraña que la primera referencia al lago sea un pleito jejeje

    Un saludo y venga esa nieve!

    ResponderEliminar
  2. Pobre Victoriana, monsieur. Pero al menos peleó.
    Lo que me resulta increible es que el lago de Sanabria pasara desapercibido durante tanto tiempo. Si a los romanos no se les escapaba nada!
    Surgiría de modo mágico posteriormente?
    Me parece una estupenda noticia lo del catamarán con energía solar y eolica. A ver si se va imponiendo esa clase de energía. Sería muy bueno.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Conociendo el paisaje... y el paisanaje no es de extrañar, ¿verdad, Alfonso? jejeje
    Un abrazo
    Pd. Ay, la nieve parece que no llegará...

    ResponderEliminar
  4. No me acabo de creer el desconocimiento: de visigodos no hay constancia (sí cerca), de los musulmanes hay fundadas sospechas de que al menos una vez arrasaron el monasterio, y de los romanos...
    Hay un paraje en la sierra conocido como "Caños mouros", muy deteriorado por el paso del tiempo y cubierto de vegetación. Sin embargo, si se sigue el trazado de los surcos se puede deducir un sistema bien definido para llevar el agua de una de las lagunas por encima del Lago hasta la zona más baja del valle. ¿Romano? ¿Árabe?
    Quizás algún día lo sepamos.
    Buenas noches, Madame

    ResponderEliminar
  5. Interesantisima entrada y muy documentada.Es una delicia leerte.Yo creo que los romanos se lo callaron para que el turismo no invadiera esos bellos parajes de los que soy admirador desde hace 19 años la primera vez que fui.
    Un abrazo y muy buenas fotos

    ResponderEliminar
  6. Yo también creo que no. Ni el parque, ni lo de los montes en nose-que-sistema-juridico, va a tener arreglo mientras los politicos sigan erre que erre mareando la perdiz con la titularidad de los mismos.En todo aquello que conozco sé que se han comprado por vecinos a los c.de B.(Pimentel), he tenido en mis manos escrituras registradas en la oficina de Puebla, y por lo que parece se lo pasan por el arco del triunfo. Lo mas jodido del asunto es que no entiendo la razón de tal postura, aunque ahora con los parque eolicos parece que empiezo a entenderlo.
    Unha aperta.

    ResponderEliminar
  7. Te has esmerado con las fotos.
    Me gustó mucho el reflejo del catamarán.
    ¡Que gozada haber encontrado esa documentación!

    ResponderEliminar
  8. ¡Por Dios, el catamarán parece el onstruo del lago Ness! Veremos en que queda el intento. De los datos que das, me suenan mucho, leí este verano un libro que está en la Biblioteca de Puebla titulado "El Real Monasterio de San Martín de Castañeda" de Miguel Fernández de Prada, en él se mencionan muchos de estos litigios, así como también con un grupo de ermitaños de Galende... pero como bien dices se procuraron el apoyo de los reyes. La nombrada marquesa de Villachica fundó el Seminario Menor de Toro y aún existe la finca de Villachica cerca de Toro, lo que ignoro es a quien pertenece.
    Muy buenas las fotos del lago. Está bien que los sanabreses peleen por su tierra y por su lago, pero me temo que cada vez quedan menos y los caciques siguen controlando la comarca.
    Te felicito por la entrada y los datos que nos aportas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Gracias, José Manuel. Jjejeje Cuando he leído tu comentario me he imaginado a los legionarios de Petavonium de camping en Custa Llago. ¡Quién sabe!
    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Xabres, en las escrituras que yo he visto no figura en condado de Benavente; quizás la casa de Osuna, con los que se habían fusionado. No lo recuerdo bien.
    Cierto, los eólicos están detrás de tanto despiporre administrativo, como antes la explotación forestal y mañana quién sabe si las setas, la caza o el aprovechamiento de la biomasa.
    El famoso Plan de Ordenación, de momento, lo que ha conseguido es reavivar "fuegos" que ellos creían tener apagados.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  11. Gracias, Logio: tú ya sabes que el Lago es muy fotogénico :)

    ResponderEliminar
  12. A mi también me lo parece, Amio. Solo espero no haber aburrido mucho a los no "iniciados", jejeje

    ResponderEliminar
  13. Guauuuu, gran entrada, de esas que te quedas con ganas de más información.

    ResponderEliminar
  14. Valverde, por lo que yo sé Victoriana murió sin descendencia y el título se extinguió. Donó muchas de sus propiedades a la diócesis de Zamora y hubo una fundación con su nombre que no sé si sigue en activo.
    El libro de Fernández de Prada es una maravilla para cualquier interesado en estas tierras!
    Y al catamarán... vamos a darle una oportunidad. En persona no es tan feo, de verdad. Estoy convencido que, si las cosas se hacen bien, puede dar grandes satisfacciones.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Gracias, Logan, Lory. Creo que sí profundizaremos un poco más: por ejemplo, en el final del monasterio de San Martín.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  16. Recordarás que llegué por tu blog por un artículo del lago y hoy leo otro y además precioso, con sus antiguas historias como la de Victoriana, que me ha resultado interesantísima. Son la pequeña historia de la cosas.
    Así que había una isla con un palacio. También interesante. Muy buenas fotos ademas, sobre todo, para mi gusto la primera. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Primero: agradecerte la entrada por lo ilustrativa que resulta, yo no la veo larga como tu indicas, me parece mas bien corta pero rica en datos.
    De las fotos me quedo con la última, está tan bien identificado el Cañón del Tera que por si sola valdría para explicar la tragedia y además está en blanco y negro.
    Del barco habrá que esperar para opinar, me sorprendió leer que un particular es quién corre con los gastos y son 1 millón de euros el valor del chisme.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Te recreaste con esta entrada, Xibeliuss.
    Gracias por las enseñanzas.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  19. Hola Xibeliuss, una entrada muy bien documentada y que me llama la atención que los romanos no pudieran conocer este lago con lo "listos" que eran y curioso lo del río Tera y las hipotesis que se generan en torno a su trazado ya que entra ene le lago por un lado y sale por otro, visto así claro seria un embalse, pero yo siempre he oido que es el lago de interior glaciar mas grande de España y nucna me habia planteado lo del Tera, pero técnicamnet desconozco como puede ser eso.
    Ahora los pleitos... buenos somos.
    En cuanto al barco sera sin duda una aliciente mas para el turismo en la zona y que se disfrutara mucho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Gracias, dlt. Esta tierra está hecha a base de historias pequeñas, de las que no salen en los libros. Merece la pena contarlas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola, Juno!
    Yo, de momento, le doy un voto de confianza al barco. Hay muchos comentarios negativos estos días: yo no los comparto. Me parece una buena idea, otra cosa es que luego se gestione mal o que se desaprovechen los -esperables- beneficios. Sí, es una gran inversión. Sí, harían falta más inversiones como ésta en servicios básicos. Por cierto, la empresa concesionaria, Europarques no es exactamente un particular. No estoy seguro, pero me parece entender que hay participación pública (no del ayuntamiento).
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Gracias, Tejón. Tenía la sensación que todavía no había publicado fotos que le hiciesen justicia al Lago.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  23. Gracias, Abi. Hay que fijarse que el informe dice que no es un lago "en el sentido legal del término", no está negando la evidencia del que es, sí, el mayor lago de origen glaciar. El argumento apunta directamente a la licencia de aprovechamiento de aguas que tenía Victoriana sobre el lago, pero posiblemente no sobre el río. Matices de leguleyos.
    Yo también pienso que el barco se disfrutará mucho.
    Un abrazo, Abi

    ResponderEliminar
  24. Una entrada interesantísima. Desde luego si no hubiese sido por los Mendizábal y Madoz primero, y por la República después, el Lago sería todavía propiedad privada del Monasterio o de algún que otro personaje de la nobleza, y ¿quién sabe? quizás hasta habría que pagar por pasear en barca o acercarse a la orilla.

    La fotografías son impresionantes. De lujo.
    En cuanto al catamarán, confío darme una vueltica en él para cuando vaya a Sanabria.

    Buen domingo, Xibeliuss.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  25. ¿Quién sabe, Enrique? Al Monasterio, no; pero, como digo más arriba, según mis noticias el marquesado de Villachica acabó con Victoriana, que donó muchas de sus posesiones a la iglesia. O sea, que a lo mejor hubiese acabado en las mismas manos.
    Un abrazo, Enrique

    ResponderEliminar
  26. ¡Estas entradas me encantan!,la empresa del barco es la misma que la del barco de los arribes,¿no?.
    Me ha gustado mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Gracias, fosi. Sí, la empresa es la misma que gestiona el barco de los Arribes. A mi eso me da esperanza sobre el proyecto, creo que pueden hacer un buen trabajo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  28. Estuve en los Arribes, en un pueblo que se llama Mámoles hace años(ocho o diez) un fin de semana largo, recuerdo que pensé que que maravilla sería que se pudiera hacer un "crucero" por el río, creo que entonces no se podía y no tenía ni idea de lo del lago pero si se da no me lo pienso perder.

    Si había un Ronasindo, tuvo que haber visigodos :D y me encantan las fotos, sobre todo la tercera que tiene algo de portada de disco... la del documento, me recuerda el fragmento ese del Quijote cuando le manda a Sancho que lleve la carta a un escribano y le pide que no haga letra de esa procesada que no entenderá Satanás :D

    Un beso, Xibeliuss

    ResponderEliminar
  29. ¡Alma! :) ¿Ya estás mejor?
    Los visigodos estuvieron por aquí, por supuesto; y, por lo tanto, seguro que conocieron el Lago. Lo que no dejaron fue constancia de ello, sí en la comarca: hay quien opina que llegaron hasta acuñar moneda en Calabor. Revisando los documentos antiguos lo que llama la atención es la permanencia de los nombres "godos" hasta muchos siglos más allá. Y sí, la letra se las trae - y se las retrae.
    Un fuerte abrazo, alma. Cuídate mucho

    ResponderEliminar
  30. Las fotos de esta entrada son verdaderamente sobrecogedoras por su belleza helada. ¿Puedes creer que me he ido quedado fría mientras lo leía? Qué interesante. Y que raro que los romanos no citen el lago. ¿Es posible que en aquella época no tuviera la extensión actual? Excelente entrada, querido amigo.

    ResponderEliminar
  31. Interesantísima historia sobre la paternidad de las aguas del Lago, y espléndidamente documentada, Xibeliuss. No la conocía. Me ha llamado mucho la atención esa antigua construcción del palacete de los Pimentel en la isla del Lago (mi imaginación se ha disparado...).
    Lo del catamarán...lo que me extraña es que no se haya hecho antes, supongo que por la denominación que sustenta el Lago de "Parque natural", y, por tanto, sus aguas son intocables a la contaminación de motores de aceite; aunque la propulsión de ese llamativo catamarán a base de energía eólica y solar...suena muy bien... Yo también estoy deseando probarlo,jeje.
    Me han gustado mucho las fotos del lago desde el mirador de San martín. Preciosas, Xibeliuss.

    Abrazos y buena semana.

    ResponderEliminar
  32. Estupenda entrada. El Lago es un lugar apasionante, hermoso hasta casi llegar a atemorizar. Me ha encantado todo lo que nos cuentas, con abundante documentación y el rigor que nos tienes acostumbrados. Las fotografías completan y complementan, que no aderezan, sino que por sí mismas son un relato.

    Gracias Xibeliuss. Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Isabel: las más soleadas están tomadas a unos -5ºC ¡Es tiempo de hielo por aquí, hay que curar los chorizos!
    La extensión del Lago, en todo caso, habrá disminuido algo - que no mucho - desde el tiempo de los romanos. Yo estoy seguro que sí lo conocieron; posiblemente, hasta sí lo reflejasen en algún mapa o crónica que se haya perdido.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  34. Cierto, Marisa: las embarcaciones a motor están prohibidas en el Lago; por lo tanto, ésta era la única solución admisible. Por lo que parece, al barco se le han puesto unas condiciones muy férreas para que su impacto medioambiental sea nulo. Quizás sea pronto para decirlo, pero en mi opinión van por el buen camino.
    Abrazos, Marisa. Feliz semana

    ResponderEliminar
  35. Coincido contigo, Mª Antonia: una cosa es ver el Lago en verano, con sus bañistas, sus patines y su ambiente playero; y otra muy distinta acercarte en días fríos o incluso de tormenta. Sobrecoge.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. En hora buena por todo, fotos...pero sobre todo lo documental. Yo diría que esta página se puede archivar como documento de consulta para posteriores anotaciones.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  37. Gracias, Tanxilde!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. Un buen repaso a la historia.Una historia poco buena para los habitantes de la zona que siempre o casi siempre perdieron esos pleitos.
    Lo del barco me deja un sabor agridulce por que sin duda es una atraccion magnifica.....pero yo tenia entendido que el lago se estaba masificando de turisma y que si seguia asi se podria restringir el acceso a el,tipo Enol.
    No creo que esta iniciativa parta de el interes comun, aunque de algun interes parte.
    Aunque sea eolico y solar, el impacto visual es importante.Recordare que no se permiten cosas tan poco contaminantes como ala delta,escalada etc....No se si el barco es menos impactante que un señor volando en un ala delta.
    Sin duda aunque sea poco Sanabriadisfrutara de algun pequeño ingreso de él, pero sera la Sanabria de siempre,los pueblos un poco alejados seguiran desapareciendo sin que nadie decida hacer algo para un reparto de ese turismo que nos visita año tras año y que sin duda puede enriquecer más y más equitativamente
    Ideas hay, solo falta que quien maneja la pasta decida que Sanabria no empieza y termina en el lago.

    ResponderEliminar
  39. El Lago está masificado de bañistas durante 15 días entre julio y agosto. El resto del año es muy disfrutable y creo que el barco puede favorecer las visitas fuera de temporada. Por supuesto, yo también estoy de acuerdo en que se permita ala delta, escalada (tampoco tenemos tantos sitios) y aún más cosas.
    Ahora, una reflexión: Dado que de las administraciones podemos esperar sólo lo justito (y que al menos no pongan palos en las ruedas) ¿No será ya tiempo que seamos los mismos sanabreses los que nos dediquemos a poner en valor todo lo que tenemos además del Lago?
    Gracias por el comentario, Anonimo.

    ResponderEliminar
  40. En los incios de la repoblación siempre son caballeros, monjes o reyes los que se quedan con los mejores pellizcos, y los campesinos a depender y pagar impuestos. No me extraña que quisieran defender lo suyo.

    Lo extraño es que los romanos no se fijasen en el "Lago" (según tu entrada de lago, nada de nada. Si acaso río ancho, jejej).


    ¿Terminarán los pleitos en el siglo XXI? Me temo que no.

    Saludos

    ResponderEliminar
  41. Sí, Carmen: trataron de defender lo suyo... pero sin muchos resultados. Por lo menos no dejaron de intentarlo.
    Yo pienso que es casi imposible que los romanos no se topasen con el Lago; sólo que no nos ha llegado ningún testimonio. Como visigodos o musulmanes, o los suevos si realmente llegaron a la comarca.
    Saludos, Carmen

    ResponderEliminar
  42. Diáspora31/1/11 1:00

    Más que interesante entrada y expléndidas fotos. No voy a entrar en comentarios acerca del catamarán hasta no verlo in situ y funcionando. Por cierto Xibeliuss, en una de tus últimas respuestas no estarás dudando de la presencia de suevos en la comarca... Existen pueblos cuyo fenotipo de los habitantes (aun hoy en día) solo podrían explicarse con ello... En los años sesenta llamaban a esa zona "alemania federal"..., si viene al caso en alguna otra entrada contaré esta historia. Un abrazo desde la tierra con luna "del revés".

    ResponderEliminar
  43. Sí que dudo, Diáspora: no tengo seguro ni que estuvieran ni que no estuvieran, he visto buenos argumentos para las dos opciones. Jjejeje, hacía mucho que no escuchaba lo de la "Alemania Federal", pero podría tener otras explicaciones.
    En cualquier caso, espero con impaciencia cualquier aportación.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar

Siéntase libre de comentar si es su deseo.
Las aportaciones son siempre bienvenidas, en ningún caso obligatorias.
Gracias