30 oct. 2011

Joaquín Díaz, Luis Díaz Viana: Recuerdo y Profecia


El filólogo y antropólogo Luis Díaz Viana es un reconocido experto en cultura, folklore y tradiciones populares. Licenciado por la Universidad de Valladolid, su carrera académica abarca estancias en Berkeley, Salamanca, el CSIC y, en la actualidad, ejerce como profesor de investigación en el Instituto de Lengua, Literatura y Antropología. Ha recibido diversos reconocimientos a su trabajo, como el Premio Marques de Lozoya o el Agapito Marazuela. De entre su obra habría que destacar sus estudios antropológicos sobre Castilla y León y la recuperación de varios cancioneros tradicionales y leyendas populares.


Joaquín Díaz - perdonen el tópico - no necesita presentación: nacido en Zamora en 1947, es uno de los más grandes folcloristas de nuestra tierra. Sus trabajos de campo recogiendo canciones y cuentos por los pueblos, sus grabaciones, la labor de catalogación y divulgación ejercida desde la Revista del Folklore y la Fundación que lleva su nombre son ejemplo y ayuda para cualquiera que sienta el mínimo interés por la cultura tradicional.


En 1977, Joaquín - con la participación de María Salgado - publicó un disco que ha quedado como una auténtica rareza en su larga carrera: "Recuerdo y profecía por España", un intento de "...reflejo subjetivo de experiencias vividas, temblorosa intuición de un futuro próximo" . En él se alejaba por primera - y casi única - vez de las canciones y cuentos tradicionales recogidos en su discografía para musicar la obra del que entonces era un poeta novel: sí, Luis Díaz Viana.


Durante largo tiempo he perseguido esta grabación. Yo soy un lector voraz - más de ficción antes, más de ensayo ahora - pero debo reconocer, y no me averguenza, que a la Poesía he llegado a través de la música; y una de las primeras veces que sentí la fuerza de ese "lugar extraño de donde viene la Poesía" - dice bien Cohen - fue con el segundo corte de este elepé:


Ábreme tu puerta, nadie nos verá:
necesito de tu amor esta noche.
No sabes nada de mi, sólo mi nombre,
y puede que mi nombre no sea verdad;
pero ábreme tu puerta, nadie nos verá:
necesito de tu amor ,
necesito de tu amor esta noche.

¿Qué más puedo decirte, que el camino
se llevo mis verdaderas ilusiones?
¿Que traigo mi verdad vieja y cansada
por la absurda fiereza de los hombres?
No, solamente te diré:
necesito de tu amor,
necesito de tu amor esta noche.

No me importan cuántas fueron las bocas
que aprendieron a ser fuego entre tus labios,
ni me preguntes cuáles fueron los ojos
que a mirar tan tristemente me enseñaron.
No, solamente te diré:
necesito de tu amor,
necesito de tu amor esta noche.

No me importan los ojos ni los labios,
te amaré como si fuera al fin la muerte
y no el sol quien mañana nos despierte,
como si fuera este nuestro último goce.
Para llenar mi abismo con tu cuerpo
necesito de tu amor,
necesito de tu amor esta noche.



Letra: Luis Díaz Viana - Música y voz: Joaquín Díaz


Recientemente conseguí el disco. Para mí, este poema mantiene el mismo poder que cuando lo descubrí.  No puedo ser objetivo, claro: en mi memoria particular sigue ahí, en la estantería del Big Bang, junto a Aullido y las Coplas por la muerte de su padre.
1. Fotos: Zamora bajo la lluvia
2. Ésta va para El Tejón que salió de su cueva... pero se quedó en la puerta donde empiezan otros caminos. Sé que volverá para recorrerlos, porque los ha visto... y porque están ahí. Para mis nuevos viejos amigos J. y M. ¡Abrazos!


49 comentarios:

  1. ¡Qué mirada más preciosa has hecho del casco antiguo de Zamora, Xibeliuss! No podría quedarme con ninguna de las fotografías que expones porque todas son, sinceramente, maravillosas. Además, Zamora bajo la lluvia, que es como más me gusta contemplar este paraíso del románico que a cualquier turista sorprende por el hallazgo no esperado y encontrado.
    El rosetón supongo que es de la iglesia de San Juan, la Rúa de los Francos la has convertido en un singular camino que siempre lleva a esa Catedral tranquila y callada (en realidad, todos los caminos en Zamora llevan a esa Catedral). El entrañable maestro y escritor, Herminio Ramos siempre vigilante de la Rúa de los Notarios, la plaza de Sagasta y su sorprendente Modernismo,El Palacio de los Momos bajo la tierna mirada de Baltasar Lobo, y esa maravillosa mirada hacia ese puente románico por el que fluye pausadamente el Duero, el alma de Zamora.
    Me han encantado, Xibeliuss.

    En cuanto a la poesía, no es de extrañar que hayas llegado a ella a través de la música porque ese es precisamente el origen de la poesía. Las más antiguas manifestaciones líricas (jarchas, cantigas de amor, de amigo, villancicos castellanos, etc.) estaban compuestas para ser cantadas y no recitadas, e incluso acompañadas de instrumentos musicales como sabrás. El poema/canción de amor que dejas es realmente precioso. Gran trabajo de Joaquín Díaz, como el tuyo, Xibeliuss.
    Aplauso para esta entrada.

    Un abrazo, zamorano de pro.

    ResponderEliminar
  2. El poema atrae, engancha. Celebro que hayas encontrado el disco/poema después de tanto tiempo. Y magnífico reportaje fotográfico de Zamora. Un abrazo, Xibeliuss

    ResponderEliminar
  3. Monsieur, qué fotos! Sobre todo la segunda, me encanta. Tal vez sea difícil hacer justicia fotográfica a Zamora, pero, desde luego, usted lo consigue.

    Feliz puente

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. Aunque lo mio no es la poesia,no dejo de leer lo que se escribe a ver si algun dia mi cerebro entiende que para decir algo se pueda decir dando rodeos.De todas formas vi esta entrada y las fotos me encantaron.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Que gusto leer esta entrada escuchando de fondo a Joaquín Díaz que me retrocede en los años y suena tan fresco. Preciosas las fotos, ultimamente te ha dado por el ByN.
    Muchas gracias por la mención que nos haces.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Preciosa esta música y ese dolor que trasciende de la letra, un dolor que es patrimonio común de la humanidad, como la necesidad de amor. Preciosa entrada, querido amigo, rindiendo homenaje a los estudiosos y amantes de tu tierra (de la que también me siento parte). Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  7. Hay tanta poesía en las letras como en tus imágenes. Ambas excelentes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. No podía haber leído tu entrada en mejor momento, son las 22:00h, tirado en mi sofá escuchando la música con ese poema tan delicioso. Vaya, gracias Xibeliuss.

    ResponderEliminar
  9. Xibeliuss perdona, no había hecho mención a tus excelentes fotografías. Me encantan. Salud

    ResponderEliminar
  10. Xibeliuss, ha sido un placer y una sorpresa encontrarme con tu blog, he querido ponerte un comentario y no he podido, espero poder hacerlo en este instante.

    Preciosas fotografías de Zamora, en lágrimas resbalando por sus piedras, has hecho mención a María Salgado, cantante nacida en Toro, realmente me ha enriquecido poder leer todo ello, y a la vez las excelentes fotografías como el románico Puente de Piedra, la realeza de sus calles.
    Deliciosa múscia y bellísimo poema.

    Mi enhorabuena.

    ResponderEliminar
  11. Xibelius, nada más empezar y ver el rosetón me lo imaginé, este tío se ha dado una vuelta por Zamora. ¡Podías haber avisado! Aunque eso mismo me puedes decir a mí cuando voy a Sanabria.
    Creo que el primer rosetón, como dice Marisa, es de la iglesia de San Juan, portada norte.
    Me ha gustado tu paseo porque le has dado un tono gris y con lluvia, le favorece, pensaría que era una ciudad del norte.
    Yo también llegué a la poesía a través de las canciones, aunque esto no debe extrañarnos ya que la lírica comenzó cantándose y si toca nuestro interior nos llena de emociones diversas, dependiendo de nuestras vivencias.
    Un abrazo y bienvenido a la capital del románico.

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias, Marisa. Como ves sí que bajé a Zamora.... aunque no tanto como para poder asistir al Tenorio. Quizás la próxima vez, y a lo mejor ya es hasta en el Ramos Carrión, que le están dando un meneo respetable.

    Mira, nunca lo había enfocado de esa manera: la poesía fue primero canción, tienes toda la razón.

    Un fuerte abrazo, Marisa. Me alegra que te haya gustado la entrada: son las primeras fotos que publico de la capital en casi tres años de blog - no tengo perdón.
    Ah, el rosetón es el de Santiago el Burgo.

    ResponderEliminar
  13. Gracias, Paco: a veces hay discos o libros que parecen haber desaparecido de la faz de la tierra. Éste era ya una rareza en su momento y nadie se ha interesado en reeditarlo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Gracias, Madame.
    Zamora es complicada de fotografiar: los monumentos están incrustados, integrados en toda la ciudad. Cuando lo ves en persona no te fijas, por ejemplo, en la farola de al lado. El ojo se fija en lo importante. Pero en fotografía es justo al revés.

    Buenas noches, Madame

    ResponderEliminar
  15. Gracias, Jose M. Yo, como digo, tampoco soy gran lector de poesía, pero disfruto mucho de la que consigue llegarme.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola, Tejón!
    Sí, Joaquín suena igual de bien que antes. Yo le escuché mucho en su momento, y de vez en cuando me doy una sesión de sus romances.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  17. Sí, Isabel. Yo entiendo el poema así; qué mal está todo, qué quemados estamos nosotros... pero, leñe, todavía queda el amor y vamos a aprovecharlo ahora.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Gracias, dlt. Me alegra que te guste.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  19. Gracias, Marce: ¡has descrito un gran fin de tarde de domingo! jejeje
    Abrazos

    ResponderEliminar
  20. Bienvenida a este rincón, Soledad, como si fuera tu casa :)
    María Salgado es una gran cantante. Yo he tenido la ocasión de verla en directo un par de veces y los discos no consiguen reflejar la fuerza que desprende. En este "Recuerdo y Profecía" tiene un papel muy importante, por cierto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Jjejeje Valverde, tú que conoces bien la ciudad ya ves que el recorrido no fue muy largo (aunque tiré más fotos son todas de la misma zona) - por cierto, el rosetón es el de Santiago el Burgo
    Me encontré Zamora entre semana, lloviendo y a la hora de comer: por eso no se ve a nadie por las calles, que alguno de estos rincones suelen estar bastante transitados.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Hola Xibeliuss.
    He probado a ver las fotografias mientras escuchaba la musica...y me ha gustado,aunque debo decir que no soy mucho de poesía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Como me gusta ese punto inquietante y romántico que tienen las fotos, que ya no sé si las he estado viendo o es que las soñaba...No conocía al poeta asique muchas gracias por todo.

    Y muchos besos.

    ResponderEliminar
  24. Hola, fosi: yo tampoco soy de leer mucha poesía, me gusta más escucharla y si la música me gusta, más disfruto.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  25. Aciertas, Alma: la ciudad bajo la lluvia, sin nadie por la calle, tenía un punto onírico que he intentado destacar en las fotos.
    Creo que Luis Díaz Viana sólo tiene dos libros de poesía publicados: luego sentó la cabeza y se dedicó a la investigación :)
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  26. unas fotos increibles... que invitan al paseo sosegado en estos días otoñales...

    ResponderEliminar
  27. Me he quedado sin palabras...
    (Qué bella se ve Zamora desde tus fotos!)
    El poema encantador, y genial la suerte de haber conseguido el disco.
    Qué entrada más completica!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Magníficas imágenes de esa preciosa y hermana Zamora y hermosa reseña de Joaquín Díaz -gran folklorista y persona entrañable con quien he tenido la suerte de compartir mesa y charla en una ocasión-. Un saludo

    ResponderEliminar
  29. Sí, José Luis... aunque después el agüacero ya se puso serio y hubo que recogerse.
    Saludos

    ResponderEliminar
  30. Gracias, Transi. La verdad es que conseguir el disco me ha alegrado un montón, porque la cinta de cassette donde lo tenía se estropeó hace bastante tiempo y ya parecía imposible de encontrar en ningún formato.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  31. Gracias por la visita, Isabel
    ¡Compartiste mesa con Joaquín! Estoy seguro que debió ser toda una experiencia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  32. Cierto, Xibelius, hoy pasé y me fijé me lo confirmó al ver un poco del adorno del arco de la puerta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Diáspora5/11/11 14:44

    Para que añoramos calorcito y amor que dejamos en nuestra tierra, una entrada así de romántica la sufrimos más que disfrutamos, pero no por ello dejo de agradecerte que compartas este hallazgo.
    Zamora es un joyero... muy bien retratada y ambientada... De nuevo gracias.

    ResponderEliminar
  34. ¡Hola, Diáspora! Estar lejos de casa es muy duro. Yo también tuve mi experiencia (http://photoxibeliuss.blogspot.com/2009/10/es-duro-estar-lejos-de-ti.html)- bastante menos tiempo del que tú llevas, por cierto - y tengo alguna idea de cómo se sienten las cosas.
    Un abrazo y cuidaté mucho

    ResponderEliminar
  35. Diáspora6/11/11 19:36

    :-) Así que tú también...
    Jaja!!, me has hecho tener morriña de mi morriña..., porque yo solo escuchando aquella canción en Madrid me emocionaba, y eso que sólo he llegado a ser "gashega" acá... Pero bien, sí, una sanabresa siempre se siente medio gallega.... Y encima ahora de emigrante mucho más, y de acá a allá, y luego un poco más acá... Mañana llegaré muy cerquita de Maracaibo, a Medellín..., donde también he pasado alguna temporada durante este año en alguna otra ocasión... Pero ya me queda menos, quizás vuelva a casa como el turrón... por Navidad. Voy a ver ahora si localizo esa entrada que mencionas en esta, la de la plaza del 2 de mayo...

    ResponderEliminar
  36. :) A uno, que también le ha tocado correr.
    No busques la entrada de la Plaza del 2 de Mayo que (al menos de momento) no existe.
    Un fuerte abrazo, Diáspora

    ResponderEliminar
  37. Anónimo8/5/12 17:04

    Hola.
    Compré el disco años después de editarse y sentí descubrir una maravilla. Luego lo presté y no volví a verlo, aunque sé que quien lo tenía lo disfrutaría tanto o más como yo.
    Hoy, por casualidad, al ver la publicación de un disco de Luis Delgado/Paxariño y (ahora no recuerdo), lo he buscado en Spotify, y no estaba, pero he dado con este disco de voces como Díaz y Salgado (la he escuchado a veces cantando habaneras, cuando yo hubiera deseado escuchar estas canciones), y Díaz de Viena.
    De éste último conozco a qué se dedica y he leído a veces sus columnas en el El Mundo de Castilla y León, pero no conozco su faceta poética, salvo la del disco, que es impresionante.
    Al buscar por el título del disco aparece la referencia en un libro de música popular y este blog. por lo menos veo que no soy el único que disfrutó/disfruta con estas canciones.
    El disco, imagino, no habrá sido reeditado, no?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  38. No, que yo sepa no ha sido reeditado. En tiendas es casi imposible encontrarlo y muy, muy difícil en la red. A mi el disco también me parece una maravilla, pero es casi como si se hubiese quedado descolgado de la obra de Joaquín.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo6/10/12 0:30

      Algo tarde pero muy animado por vuetras palabras me sumo a la ronda de comentarios. He disfrutado mucho con la inmejorable armonía de imágenes y poemas. Y, para mí, que nací en Zamora, esa conjunción entre algunos rincones de la ciudad y mis versos constituye un feliz reencuentro. Sí, soy el que pensáis. Y por cierto, no "senté la cabeza": varios libros de poemas míos se han publicado después de los dos primeros.Y el disco se lo puede bajar uno ahora de Itune. Saludos

      Eliminar
    2. Vaya ¡Esto sí que es toda una sorpresa! Muchas gracias por pasar y comentar. Me alegra saber que el disco está disponible y también que hayas seguido publicando poesía (lo siento: tengo que revisar mis fuentes) Me pongo a buscar.
      Un cordial saludo

      Eliminar
  39. Anónimo9/10/12 0:16

    Bellísima la canción que nos comparten, hace un par de décadas la oí por primera vez y me conmueve igual

    ResponderEliminar
  40. llevaba siglos buscando esta canción sin encontrarla, gracias por ponerla, la ponía mucho jesús en el loco de la colina

    ResponderEliminar
  41. gracias por poner una cancion que jesús ponía en el loco de la colina y me ha costado años recuperar

    ResponderEliminar
  42. Acabo de descubrir el disco en Spotify, y por supuesto la canción que comentas me ha dejado frito. Me ha sorprendido que el disco sea de 1977, creo que en su momento pasó desapercibido aunque es una maravilla. Gracias por tus comentarios y por tus fotos de Zamora, ciudad que no conozco -aún.

    ResponderEliminar
  43. A Xibeliuss y toda la gente del blog a quienes les gusta la canción Necesito de tu amor esta noche. El día 17 de noviembre a las 7 de la tarde en la Casa del Lector de Matadero-Madrid, podréis escucharlas en vivo interpretadas por José Ignacio H. Toquero y Teresa Abejón. Se trata del acto de presentación de mi antología-compilación de poemas En honor de la quimera que acaba de publicarse. Ojalá podamos encontrarnos allí. Sorry por la "cuña publicitaria". Sigo los apartados y entradas de este blog, tan distinto e interesante. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por el aviso! Yo no creo que pueda estar, pero intentaré darle la mayor difusión.
      Un fuerte abrazo.
      pd. Hace unos fines de semana te estuve escuchando por la radio, en el programa de Pepa Fernández. ¡Gran entrevista!

      Eliminar
    2. Muchas gracias, por todo. Ojalá pudieras venir. A ver si un día coincidimos.
      Un abrazo fuerte de este poeta casi anónimo

      Eliminar
  44. No recuerdo que hacía en 2011 que no vi esto. Yo tampoco estaré en Madrid (la ciudad no es para mi) como decía P.M.S. pero escucho a Joaquín Díaz. Tus fotos magníficas como siempre.

    ResponderEliminar
  45. Anónimo6/12/15 1:49

    Y el 9 de diciembre de 2015, en Valladolid, en el Salón de Grados de la Facultad de Derecho, a las 1930.

    ResponderEliminar

Siéntase libre de comentar si es su deseo.
Las aportaciones son siempre bienvenidas, en ningún caso obligatorias.
Gracias