24 jun. 2009

Petavonium


A pocos kilómetros al este de Sanabria Carballeda, en Santibañez de Vidriales, se encuentran los restos de Petavonium, la ciudad militar romana desde donde la Decima Legio Gemina contribuyó a la conquista final del noroeste peninsular. La Décima era una legión dura: vino desde Mauritania y una vez hecho su trabajo aquí partió a las fronteras del Rin, sitios todos ellos donde las papas queman.



Enfrente, los astures, y entre ellos los zoelas de los asentamientos en Sanabria y Carballeda. Algunos castros ofrecieron una resistencia feroz, pero al final no fueron enemigo para los muy superiores romanos.



Imagino a un zoela solitario, encaramado en alguna de nuestras peñas en misión de vigilancia, avistando por primera vez la imponente llegada del grueso de la legión romana - ¡Cinco mil hombres!. Las noticias de su llegada y de su poderío les habrían precedido. ¿Qué sentiría el centinela? Era el principio del fin de la única forma de vida que había conocido. No creo que fuera consciente de ello. O tal vez sí.



Para nuestro corazoncito celta es fácil simpatizar con los astures. Sin embargo somos más hijos de los romanos -y de los godos, árabes, judios, etc.- que de los castreños. Roma trajo el futuro: arte, ingeniería, la civilización.
¿Llegó a saberlo, a intuirlo, aquel centinela? ¿O murió en las primeras escaramuzas?.


17 comentarios:

  1. Asi es, somos mas hijos de los romanos, supongo.
    Ellos destruyeron mi ciudad astur y fundaron otra al pie. No dejaron nada de cuanto habia. Y ahi esta la estatua de Augusto para recordarnos siempre que somos romanos.
    Seguramente el centinela murió en las primeras escaramuzas. Tenia un puesto complicado. Tal vez otros muchos lo siguieron antes de que el asunto terminara de resolverse.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Ay, no! Si yo era de Versalles, ahora que me acuerdo!

    ResponderEliminar
  3. Lo que habrá ahí enterrado.

    ResponderEliminar
  4. Madame, de Fointaneblau más que de Versalles; Uno es del lugar de donde guarda los más hermosos recuerdos.
    Y allí no llegaron los descamisados, verdad?
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Logio, esta décima legión fue también la que anduvo por las Medulas, Montefurado, Lemos, Lugo, Valdeorras...

    ResponderEliminar
  6. La verdad que la visión de una legión romana tenía que ser espeluznante para los lugareños, la primera definición de milla (la unidad de longitud inglesa)tiene su origen en las legiones, ya que una milla era la longitud de una legión romana en formación de marcha, es decir una formación de soldados 1'6Km de largo tiene que dar mucho miedo...

    No conocía el emplazamiento de tu entrada, por lo que mi lista de futuros ya tiene una nueva entrada...

    ResponderEliminar
  7. Paso a menudo por ahi cuando voy de Codesal a La Bañeza, pero nunca he parado

    ResponderEliminar
  8. Buen dato, José Luis. Petavonium dista aproximadamente cinco kilómetros del castro de Arrabalde (el de los tesoros), que llegóa a tener una población de unas 1500 personas -una enormidad, para la época. El campamento, en una enorme llanura, estaba situado de la única manera posible de que los defensores nunca tuvieran una visión directa del ejercito romano.
    Está incluido en la Ruta Arqueológica de los Valles de Benavente, muy recomendable.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Saludos, Javi. Se te echaba de menos.

    ResponderEliminar
  10. Magnificos cuentos, leyendas, y fotografias. Espero haberme suscripto bien a ellos, pues algo distinto a la version usual del blogger, pero es algo para no perderse bajo ningun punto de vista.

    ResponderEliminar
  11. Bienvenida abordo, Alyxandria

    ResponderEliminar
  12. Hola a todos:
    He estado varias veces en Petavonium. Me gusta el trabajo que están haciendo allí.
    Si me permites, Xibeliuss, me gustaría añadir a tu artículo que el campamento que ahora se está recreando fue el que ocupó el Ala II Flavia, formado por 500 equites auxiliares (indígenas) al servicio de Roma (y con ciudadanía romana). Este Ala de caballería -con misiones de vigilancia y control de la ruta del oro del noroeste hispano- se estableció en Petavonium alrededor del año 110 d.C, unos cincuenta años después de la partida de la X Gémina. El campamento que nosotros vemos ahora ocupa una superficie de unas 5 Ha, mientras que el de la Gémina ocuparía casi 20 Ha. Además de la cánaba... (la chusma que seguía a los soldados), que podrían ser otras 3.000-4.000 personas.
    Perdón por el rollo.
    Saludos desde la otra Zamora, la de los vacceos y el llano.
    Varo.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por la aportación, Varo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Alguna ventaja tenían que tener los "enlaces relacionados" que aparecen debajo de cada entrada, son como señales que indican senderos que todavía algunos no habíamos recorrido (y te aseguro que por aquí he andado bastante)...
    Te escribo estas letras para decirte que estoy totalmente de acuerdo contigo en lo de las "simpatías" y las "paternidades", pero es raro encontrar a alguien que lo diga así de claro, lo normal es no decir nada o decir lo contrario, que es mucho más fácil y, sobre todo romántico....
    Un saludo.

    P.d:Petavonium y Las Labradas son lugares por los que siento una especial debilidad...

    ResponderEliminar
  15. Pues la verdad es que tienes razón, Josean. Yo no había caído en ello. Pero, vamos, que no descubro nada nuevo.
    Abrazos

    ResponderEliminar

Siéntase libre de comentar si es su deseo.
Las aportaciones son siempre bienvenidas, en ningún caso obligatorias.
Gracias